Inicio El Pais Misterio por la desaparición hace dos meses de un hombre en Bahía...

Misterio por la desaparición hace dos meses de un hombre en Bahía Blanca

Familiares y amigos de un hombre que desde hace dos meses permanece desaparecido, tras salir de su casa en el partido bonaerense de Bahía Blanca, realizaron una movilización para reclamar que continúe la búsqueda y la investigación por su paradero.

Se trata de familiares de Gabriel Enrique Gurrea, de 46 años, y apodado «Tibu», quien se encuentra desaparecido desde el 20 de mayo pasado luego de ausentarse de su domicilio en esa ciudad del sur bonaerense.

La movilización, encabezada por los padres de Gurrea y allegados, se llevó a cabo en la tarde de ayer lunes en la localidad de General Daniel Cerri, de donde es oriundo.

“Se cumplen dos meses de la desaparición de mi hijo y nosotros queremos que esto no quede en la nada, que lo sigan buscando por donde tenga que ser pero que no bajen los brazos», señaló Cristina Gurrea, madre del hombre.

Además, la mujer dijo que la semana pasada se había reunido con el fiscal que investiga el caso, Rodolfo de Lucía, para interiorizarse sobre el avance de la investigación.

«Nos dijo que estaba trabajando y mucho», afirmó la mujer a la prensa y agregó sobre lo conversado con el fiscal, «nos habló muy bien y nos dijo que para esta semana tenía a gente que iba a presentarse a declarar».

En el marco de la causa, efectivos de la policía bonaerense, bomberos y una división de perros realizaron durante los primeros días de julio un rastrillaje en un establecimiento agropecuario en búsqueda del hombre sin resultados positivos.

Los rastrillajes se llevaron a cabo en un establecimiento agropecuario ubicado sobre la ruta 35, en cercanías de Chasicó, y de propiedad de un hombre que había sido demorado junto a la ex pareja de Gurrea por falso testimonio, pero que recuperaron poco después la libertad por orden del fiscal de Lucía.

Según se indicó se trata de Marcelo Campetella y Pamela Antunez, ex pareja de Gurrea, quienes quedaron en libertad acusados en principio del delito de falso testimonio y por no contar con antecedentes.

Por su parte, el fiscal durante su último contacto con la prensa había indicado en cuanto a las hipótesis que «son varias, desde la posibilidad que la persona se haya ido de propia voluntad y no quiera aparecer, que no es la más común; hasta que le haya ocurrido un accidente o que alguien le haya hecho algo».

«Hoy lo que nos pesa es no poder dar una respuesta a la familia sobre que es lo que pudo haber pasado, porque no hay una hipótesis que se destaque demasiado por encima de las demás», precisó entonces el agente fiscal.

RASTRILLAJES.

En el marco de distintos operativos, la policía junto a integrantes de la División perros K9 de Punta Alta realizaron rastrillajes en sectores aledaños a la estación del ferrocarril, en busca de algún indicio, como así también en Punta Alta, lugar donde trabajaba García Gurrea y en General Cerri, donde vive su familia, con resultados negativos.

«Esta persona se ausentó de su casa luego de una discusión de pareja y hasta el momento no hay datos sobre su paradero actual», agregaron las fuentes.

Según consta en la causa, la pareja de García Gurrea se enteró de su ausencia por un llamado realizado por sus compañeros de trabajo.

El hombre es de contextura delgada, 1,75 de altura aproximada, tez trigueña, de cabellos cortos de color oscuro, posee tatuajes en el brazo derecho completo (del tipo manga), otro en la espalda y uno en el pecho con la inscripción «Papi te amo». (Télam).

FOTO: ELDIARIODECERRI.COM