“Muestra el grado de crisis que hay”

ROSSI MANIFESTO QUE EL PARO LLAMADO POR LA CGT VA A SER MUY IMPORTANTE

El presidente del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, afirmó ayer que el paro nacional de la CGT de hoy “va a ser la demostración cabal del descontento social que existe hoy en la Argentina”.
El diputado nacional por Santa Fe, Agustín Rossi, pronosticó que la medida de fuerza “va a ser contundente”, que “va a haber poca gente en la calle” y que “las actividades van a estar paralizadas”. El ex ministro de Defensa alertó además que “en el segundo semestre las tensiones sociales van a ser mucho más altas y crecientes”. “Los argentinos están angustiados, no saben si llegan a fin de mes, si pueden pagar el alquiler, la tarjeta y las tarifas. Empieza el fantasma del desempleo”, ejemplificó.
Al describir el cuadro de situación, Rossi advirtió que hacia fin de año se estima una inflación “por encima del 30 por ciento” y un crecimiento económico nulo. “Esto muestra el grado de crisis que hay hoy en la sociedad argentina producto de esta política económica”, denunció.
El dirigente kirchnerista valoró la medida de paro dispuesta por la CGT y destacó que incluso el ala del movimiento obrero “más predispuesta a darle tiempo” al Gobierno evaluó que la situación económica era “lo suficientemente grave como para seguir mirando sin hacer nada”. “En la CGT siempre han convivido dos alas: unas mas contestataria y dura y otra que está más predispuesta a dar tiempo. Ahora estamos en un proceso donde las dos alas están convergiendo y por eso el paro de mañana (por hoy) va a ser contundente”, remató.

Paro.
En tanto, la Confederación General del Trabajo (CGT) concretará hoy su tercer paro nacional en la gestión de Mauricio Macri en rechazo a las políticas del Gobierno, con lo cual no funcionarán la mayoría de las actividades y servicios del país, incluyendo escuelas, dependencias públicas, transporte y comercios.
La medida de fuerza no será sólo de los sindicatos que integran la entidad de la calle Azopardo, sino que además incluye a los gremios de la CTA de los Trabajadores, de la CTA Autónoma, y a los que están alineados con partidos de izquierda, sectores que tras reclamar durante bastante tiempo a la CGT que convoque a un paro general, adhirieron a la huelga.
Si bien la idea de la CGT fue la de un paro sin movilización con las típicas imágenes del centro de la Ciudad de Buenos Aires con sus calles vacías, las agrupaciones trotskistas desafiaron esa postura ya que realizarán durante la jornada de la huelga movilizaciones con actos en el Obelisco.

Sin servicio.
A raíz de la huelga, no habrá servicio de colectivos, trenes, subtes, taxis, ni vuelos, mientras que también estará afectada la atención en bancos y en dependencias públicas, tampoco habrá clases en las escuelas y se da por descontado que muchos comercios y fábricas no abrirán sus persianas.
Con distintos énfasis de acuerdo al dirigente que tome la palabra, la entidad de la calle Azopardo viene manifestando su rechazo a las políticas económicas del Gobierno, en especial el aumento de tarifas de servicios públicos y el acuerdo con el FMI.
También reclaman la reapertura de paritarias luego de que varios gremios cerraran por el 15% de aumento, una pauta que ya quedó muy retrasada ante las nuevas previsiones de inflación que se ubican por arriba del 25%. (NA)