Inicio El Pais Murió de cáncer una maestra rural símbolo de la lucha contra los...

Murió de cáncer una maestra rural símbolo de la lucha contra los agroquímicos

Ana Zabaloy, una maestra rural de San Antonio de Areco, símbolo en la lucha contra los agroquímicos cerca de las escuelas, murió este sábado a raíz de cáncer.

Zabaloy fue otro símbolo de la lucha contra los agrotóxicos junto al también fallecido Fabián Tomassi en Entre Ríos.

Según publicó Perfil, la enfermedad de Zabaloy se produjo por su contínua cercanía con el veneno que firmas locales y multinacionales rocían en las zonas de producción.

Varios medios periodísticos de la región publicaron que la docente sufrió distintos trastornos por las fumigaciones entre ellas una parestesia facial y un severo problema de insuficiencia respiratoria.

Zabaloy ya lo contó en un documental. «Me pasó de llegar con cosas cargadas a las clases y encontrarme con máquinas fumigando sin poder detenerlas. Aspiré lo que se estaba fumigando, volví con la cara paralizada y después de ese acontecimiento los chicos y sus familias empezaron a hablar de cómo fumigan en sus casas. He visto llegar alumnos de Paraguay gorditos rozagantes y después de cuatro años ver cómo se deterioraba su salud», afirmó en su momento.

Zabaloy expresó que las docentes rurales «somos testigos directo del costo humano de este sistema basado en transgénicos y venenos».

La docente escribió una carta donde solicitó a las autoridades respectivas qué tomen medidas sobre el drama de los agrotóxicos en los campos no solo de Buenos Aires sino de todo el país cuyas consecuencias podrían ser irreversibles para la salud humana.

«Somos muchas las docentes rurales que padecemos esta misma realidad, las fumigaciones nos atravesaron la vida y en muchos casos se llevaron por delante nuestra salud. Nadie nos lo contó, no lo leímos en ningún diario, nos pasó, lo vivimos como una cotidianeidad inevitable. Somos testigos obligados del costo humano del actual sistema productivo. Vimos a nuestros alumnos sufrir los efectos de las fumigaciones en la salud», indica parte de la carta.

EL CASO TOMASSI.

La muerte de Tomassi, un ex trabajador fumigador, también causó dolor en gran parte de la comunidad.

Fabián se dedicó durante años a las tareas de carga y bombeo en una empresa de aplicación aérea en Entre Ríos. Sufría de polineuropatía tóxica severa y atrofia muscular generalizada por lo que a los solo 52 años quedó postrado y falleció.

DOCUMENTAL.

Durante el 2018, el cineasta, Fernando Pino Solanas, volvió al Festival Internacional de Cine de Berlín con su documental «Viaje a los pueblos fumigados». Una labor que cosechó elogios y ciertas críticas, sobre todo, del sector agropecuario.

En el documental Solanas denunció que en ciertas zonas rurales del país habría «contaminación y daños a la salud provocados por el uso de agroquímicos», según su investigación, sin respuestas por parte de los gobiernos.