Inicio El Pais Murió el actor y director Lorenzo Quinteros

Murió el actor y director Lorenzo Quinteros

El actor y director Lorenzo Quinteros, de 73 años, murió este martes tras permanecer internado por una larga enfermedad, según informaron desde la Asociación Argentina de Actores.

Con una trayectoria artística de más de 50 años tanto en cine como en televisión y teatro, será despedido mañana en el Panteón de Actores del Cementerio de Chacarita, donde descansarán sus restos.

«Nuestras condolencias a sus hijos, entre ellos el actor Hilario Quinteros, a familiares, amigos y compañeros de trabajo, acompañándolos en este duro momento», manifestó la Asociación Argentina de Actores en un comunicado difundido en Twitter.

Quinteros, considerado un maestro de actores, nació el 14 de junio de 1945 en la localidad cordobesa de Monte Buey, tocaba el clarinete y el trombón en una banda infantil de su pueblo.
A los 18 años se trasladó a Buenos Aires, donde desarrolló estudios teatrales en la Escuela Nacional de Arte Dramático y armó su propio grupo de teatro.
En 1968 egresó de la Escuela Nacional de Arte Dramático y conformó su propio taller de producción teatral; un año después obtuvo la beca de la Comedia Nacional; y su debut en el cine fue en 1971 en el film Alianza para el progreso.
En el año 2003 Quinteros recibió el Premio Podestá a la Trayectoria Honorable.

Su debut en el cine fue en el filme «Alianza para el progreso», que no fue estrenado comercialmente. Entre 1975 y 1976 fue profesor de Arte Dramático y Análisis de Texto de la Escuela Nacional de Arte de Buenos Aires.

Entre 1983 y 1985 fue coordinador del Taller de Actores del Teatro Municipal General San Martín. Quinteros también fue profesor de Dirección Teatral de la Escuela Municipal de Arte Dramático entre 1984 y 1986.

Como actor en teatro se destacaron sus roles en «El campo», de Griselda Gambaro, «Cementerio de automóviles», de Fernando Arrabal; «Porca miseria», «El resucitado», de Émile Zola, «Los invertidos», «Sacco y Vanzetti», «La metamorfosis», «El Amante» y «La malasangre», entre otras.

En cine en los 70 apostó por un cine experimental y político con películas como «La civilización está haciendo masa y no deja oír» y «Alianza para el progreso». 
En la década del 80 fue elogiado por sus trabajos en filmes como «Contar hasta diez», «Los días de junio», «La noche de los lápices», y en 1986 Eliseo Subiela lo eligió para encarnar al psiquiatra Julio Denis de «Hombre mirando al sudeste», una película de gran suceso comercial que le valió un Cóndor de Plata.

Luego encarnó al señor López en la versión fílmica del cómic «Las puertitas del señor López», por el que obtuvo su segundo «Cóndor de Plata». 
Le siguió su trabajo en «Últimas imágenes del naufragio», Los amores de Kafka», «El censor», «El acto en cuestión».

En 1996 encarnó al general Eduardo Lonardi en el filme «Eva Perón», dirigida por Juan Carlos Desanzo y escrita por José Pablo Feinmann. 
Ese mismo año se puso bajo las órdenes de Alejandro Agresti para «Buenos Aires viceversa», en el papel de un presentador de TV del que Mirta Busnelli estaba muy enamorada, aunque todo de manera catódica.

En TV también se hizo un nombre en unitarios de mucho prestigio como «Zona de riesgo», «Por ese palpitar», «Historias del crimen», aunque también lo convocaron a tiras diarias, entre ellas, «Como pan caliente», «Mamitas» y Laberinto».

Por su labor actor ganó los premios Premio Konex 1991, el ACE 99 al mejor director off por «Los escrushantes», el Trinidad Guevara a la mejor dirección por «Hormiga negra» y el ACE 2005 al mejor unipersonal por «El resucitado».

También dirigió en teatro obras como «Mis noches sin ti», «El gigante amapolas», «El sillico de alivio», «Otros paraísos», «Los impunes», «Dar la vuelta», «El cuidador», «Viejos tiempos», «Rinocerontes», «Las tres caras de Venus».

Otros filmes en los que trabajó fueron: «Después de la tormenta» y «Los libros y la noche», de Tristán Bauer; «Valentín», de Alejandro Agresti; «Un muro de silencio», de Lita Stantic; «La Sonámbula», de Fernando Spiner; «Potestad» de Cesart D’Angiolillo; y «Pueblo chico», de Fernán Rudnik.

Como docente de actuación se desempeñó en la Escuela Nacional de Arte de Buenos Aires, el Taller de Actores del Teatro Gral. San Martín, la Escuela Municipal de Arte Dramático y en talleres proos. (NA y Télam)