Inicio El Pais "Lunes negro": cayeron las principales bolsas y Wall Street suspendió las operaciones

«Lunes negro»: cayeron las principales bolsas y Wall Street suspendió las operaciones

El Gobierno nacional convocará a los principales directivos de las empresas petroleras que operan en el país para analizar las medidas a tomar a raíz de la caída del precio del petróleo.

Según Ámbito, si bien no hay fecha confirmada para el encuentro la emergencia ante el desplome del crudo obliga a ambas partes a acortar tiempos para definir los pasos a seguir.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se reunió este lunes con el titular de la petrolera YPF, el economista Guillermo Nielsen, donde trataron el desplome de los valores del petróleo Brent a nivel mundial producto de la disputa entre Arabia Saudita y Rusia en la Organización de Países Exportadores de Petróleo ante el impacto del coronavirus.

«TERREMOTO FINANCIERO».

El desplome del precio del petróleo y el temor a la expansión del coronavirus desataron un terremoto financiero a escala mundial que arrastró a la Argentina, provocando fuertes pérdidas en todos los activos locales y una preocupante suba del riesgo país, un cóctel que podría terminar afectando la renegociación de la deuda.

Frente a esta situación, la Argentina puede resultar más afectada que el resto de los países de la región porque está en plena reestructuración de sus obligaciones con los acreedores.

Por lo general, las crisis de este tipo hace que los inversores se alejen de los mercados emergentes y opten por destinos más seguros como resultan, siempre, los bonos de la deuda de los Estados Unidos.

«La renta fija argentina sigue experimentando una turbulencia que parece no tener fin», consideró en su informe diario RavaBursátil.

La compañía admitió que «por el solo hecho de que el Gobierno nacional intentará esta semana determinar la estructura final de la oferta que hará a los acreedores privados y avanzar con el lanzamiento, con el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública externa, es bastante riesgoso tener en cartera bonos locales».

El nerviosismo global arrastró a todos los mercados y, a nivel local, el riesgo país subió al número más alto desde 2005, el Merval de la Bolsa de Comercio porteña se derrumbó 13,7% y los bonos de la deuda pública retrocedieron más del 6%.

Los ADRs de empresas argentinas que cotizan en Wall Street se hundieron hasta 24%, como el caso de la petrolera YPF, la más afectada por la baja del barril de petróleo en las plazas internacionales.

Los precios del petróleo registraron bajas promedio del 25%, el retroceso más importante desde la guerra del Golfo en 1991, tras la decisión de Arabia Saudita de recortar los valores.

El shock financiero sacudió a Wall Street que perdió casi 8% y el Bovespa Paulista más del 12%, mientras que las Bolsas europeas llegaron a retroceder por encima del 11% como el caso de la de Milán.

En medio de esta preocupante crisis mundial, el Gobierno deberá presentar en los próximos días la oferta para reestructurar los bonos.

«El contexto internacional complica la negociación, ya que hace más incierto el futuro de la economía argentina en términos de crecimiento, tipo de cambio y generación de dólares, dificultando la estimación de los precios de los bonos luego del acuerdo», consideró en un informe de la agencia de Bolsa Balanz Capital. (Con información de NA).