“No hay una línea divisoria en el PJ”

FELIPE SOLA SOBRE UN POSIBLE FRENTE CON EL KIRCHNERISMO

El flamante jefe del nuevo bloque de diputados Red por Argentina, Felipe Solá, volvió a pedir “la integración en el PJ” y aseguró que “las diferencias” con la ex presidenta Cristina Kirchner “están en el pasado más que en el futuro”. El ex gobernador bonaerense ratificó su alejamiento del Frente Renovador, que lidera Sergio Massa, tras considerar que “el camino del medio es partir el peronismo” y eso, en su opinión, “es funcional” al oficialismo.
En este sentido, sostuvo que en el justicialismo “ya no hay línea divisoria” y resaltó que su nuevo espacio busca promover “un modelo básico de desarrollo, y que supedite todo lo demás a concretar” ese objetivo.
“Yo no soy kirchnerista. Fui opositor siete años. Moderado y a veces equivocado, pero opositor. Ella (por Cristina Kirchner) se movió de una manera tal para que perdiéramos frente a Cambiemos. Pero eso ya pasó. Vamos cambiando las posiciones de acuerdo con cómo cambia la Argentina, las diferencias con Cristina están en el pasado más que en el futuro”, explicó.
Durante una entrevista con el diario La Nación, Solá consideró que “hay que ir a un acuerdo de precios, salarios e inversión” y “renegociar los términos del acuerdo con el FMI”.
El diputado remarcó que “es imposible ejecutar ese acuerdo sin destruir el futuro de millones de argentinos” y aseguró que el país “no está quebrado”, sino que eso es “una excusa de Cambiemos para no solucionar ningún problema”.

Integración.
“El puente con el kirchnerismo se hace por medio de la integración en el PJ. Yo soy peronista y no me hace falta ser kirchnerista para acordar con el kirchnerismo”, señaló. El ex mandatario provincial evitó referirse a una posible interna con Unidad Ciudadana, aunque ratificó que su objetivo “es entrar en la carrera presidencial”.
“El camino opositor ha sido complejo, porque las alternativas tenían que combinar el hecho de que yo fuera peronista y al mismo tiempo plantear opciones más moderadas. Eso me acercó a Massa. Pasamos tres elecciones y se vio que no había un camino del medio”, agregó.

Acercamiento.
Por su parte, el diputado nacional y secretario general de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque, destacó que “por supuesto” el kirchnerismo podría “acercarse” electoralmente al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, para construir un frente en 2019 y aclaró que “en todo caso los límites” a esa confluencia podrían partir del Frente Renovador. “Para nosotros el único límite es Macri”, sostuvo el dirigente.
Sobre el marco de unidad con distintos sectores de la oposición, el legislador del Frente para la Victoria señaló que se están generando diálogos con todos los sectores, pero valoró especialmente al espacio peronista que lidera el diputado nacional Felipe Solá, quien acaba de romper con el massismo para conformar un interbloque junto al Movimiento Evita. “Hay señales en algunos casos más claras y en otras más difusas. El espacio de Felipe es más amigable”, analizó.

Puente.
Respecto a la composición de la oposición, Larroque aclaró que el kirchnerismo es “mayoritario” pero que es “fundamental” generar puentes con el sector “minoritario” que no se identifica con el Gobierno anterior “a la hora de pensar un triunfo electoral”.
“Hay un sector minoritario que no es despreciable y que es fundamental a la hora de poder pensar un triunfo electoral, que tiene una mirada crítica de lo que fue metodológicamente nuestro proyecto y tenemos que trabajar para resolver esas tensiones e integrar un espacio común”, subrayó.
Consultado sobre el respaldo a Cambiemos, el diputado nacional lo adjudicó a un “rechazo en términos culturales a lo que un sector de la sociedad denomina populismo”. “Hay un piso muy importante de antiperonistas, que vota posicionamientos políticos de manera casi irracional y escindido de las cuestiones económicas”, explicó. (NA)