“No son pruebas, ni nuevas”

FISCAL DESESTIMO DENUNCIA CONTRA CRISTINA Y TIMERMAN

El fiscal general ante la Cámara Federal de Casación, Javier De Luca, dictaminó ayer que debe desestimarse y archivarse la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández y el ex canciller Héctor Timerman, entre otros, por encubrimiento del atentado a la AMIA a raíz de la firma del Memorándum con Irán.
“Las llamadas pruebas nuevas, no son pruebas, ni nuevas y aunque por su intermedio se intentase probar algo, no sería otra cosa que más de lo mismo, un hecho no delictivo”, concluyó De Luca en el dictamen, presentado ante la sala I del máximo tribunal penal del país.
De Luca no mantuvo la apelación contra el archivo de la denuncia de Nisman que había presentado en una instancia inferior, ante la Cámara Federal porteña, el fiscal Germán Moldes, por lo cual ahora sólo quedaría en pie para revisar la desestimación un recurso de la DAIA.
La Delegación de Asociaciones Israelitas pretende ser querellante en la causa, pero hasta ahora su pedido fue rechazado por el juez federal Daniel Rafecas y por la sala I de la Cámara Federal porteña, las dos instancias donde se desestimó por segunda vez la denuncia de Nisman.
Ahora los camaristas de la sala I de Casación, Ana María Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos tendrán que resolver en primer lugar sobre una recusación para apartarlos del caso presentada contra los dos últimos por el defensor de Timerman, Alejandro Rúa.
Y también sobre un planteo de este letrado que sostiene que el titular de DAIA, Ariel Cohen Sabban, no presentó un “poder especial” por parte del organismo para querellar, como exige la ley, algo que le impediría ser querellante en el caso.
Si la DAIA queda afuera del expediente, la causa quedará por segunda vez archivada por “inexistencia de delito”, ya que la fiscalía encabezada por De Luca desistió de mantener la apelación de Moldes.
La DAIA se presentó, pidió ser querellante y sostuvo que hubo hechos nuevos que justificaban abrir la denuncia e investigarla: la inconstitucionalidad del Memorándum, una conversación telefónica en la que Timerman aludía a Irán como responsable del ataque del 18 de julio de 1994 que causó 85 muertos en Pasteur 633 y la falta de consulta a Cancillería cuando se negociaba el acuerdo.

Denuncia.
“Los hechos originalmente denunciados no constituyen delito alguno”, enfatizó De Luca en su dictamen y tampoco son “una ayuda a los delincuentes ni la omisión de promover su persecución, sino tratativas diplomáticas” para lograr que “imputados de graves delitos” comparezcan ante un juez, remarcó De Luca.
Y avanzó sobre la figura de “traición a la Patria” por la que los imputados están denunciados en otra causa, a cargo del juez federal Claudio Bonadio.
“No existía al momento de su realización, ni existe ahora, el contexto de conflicto bélico que exige la figura penal”, agregó el fiscal.

Archivada.
De Luca había ya desistido de mantener la apelación en la primera ocasión en que se archivó la denuncia que presentó el fiscal Nisman días antes de aparecer muerto de un balazo en la cabeza en el baño de su departamento en Puerto Madero, el 18 de enero de 2015.
La denuncia había sido archivada por el juez federal Daniel Rafecas sin ordenar ninguna de las 48 medidas de prueba pedidas por el fiscal del caso, Gerardo Pollicita, una decisión que fue avalada por la sala I de la Cámara Federal porteña y quedó firme en Casación ante la falta de apelación fiscal.
El fiscal que investigó el atentado a la AMIA denunció a la ex Presidenta, a Timerman, a Fernando Esteche, al piquetero Luis D’Elía y al diputado Andrés Larroque, entre otros, por supuesto encubrimiento del atentado. (Télam)

Compartir