“No nos van a extorsionar”

LA FRATERNIDAD AMENAZA CON PARO TRAS CHOQUE EN TEMPERLEY

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, pidió ayer que a los responsables del accidente del ferrocarril Roca “les caiga todo el peso de la ley” y advirtió que no se dejará “extorsionar” por La Fraternidad, que amenaza hacer un paro tras el choque en Temperley.
“A nosotros no nos van a extorsionar”, afirmó Randazzo al salir al cruce de las advertencias sobre una medida de fuerza que hizo la Fraternidad, en defensa de los trabajadores involucrados en el choque entre una formación con una locomotora, que dejó el saldo de unos 40 heridos el domingo a las 21.30.
“Conmigo no van a poder, no me van a doblar los brazos”, subrayó el funcionario nacional, quien además calificó de “lamentable” el video que revela que el tren con pasajeros siniestrado era conducido por el acompañante y no por el maquinista.
Randazzo se expresó de este modo en declaraciones formuladas en Retiro, donde ayer recibió 72 vagones cero kilómetro adquiridos en China para la renovación de la Línea Roca, que ya se encuentran disponibles 220 unidades, mientras se espera una embarcación de 80 vagones.
Ante la advertencia gremial, el ministro sostuvo que los sindicalistas “hagan todos los paros que quieran”, y aclaró que “seguramente -lo harán- con el apoyo de los trabajadores que están celebrando la puesta en valor del sistema ferroviario”.
De inmediato, subrayó: “A nosotros no nos van a extorsionar estos dirigentes sindicales”.
Además, Randazzo destacó que el gobierno “trabaja para que la gente viaje mas segura” y pidió que “los que tienen trabajos como los motorman, con buenos sueldos, que cumplan con sus responsabilidades, y si no que les caiga todo el peso de la ley”.
Consultado si se trató de un sabotaje el choque de Temperley, el precandidato presidencial respondió que “eso lo tiene que determinar la justicia”.

Video.
El maquinista del tren que chocó el domingo último contra una locomotora en la estación de Temperley no conducía la formación al momento del siniestro sino que lo hacía su asistente, lo cual está prohibido en el reglamento que regula la actividad, revelaron videos desde el interior de la cabina conocidos ayer.
Las imágenes muestran que Diego Sánchez, motorman del tren 2277, le deja los mandos a su ayudante, Nicolás Navarro, al momento de la colisión contra una locomotora que dejó 41 personas heridas.
Ambos quedaron detenidos el martes pasado, imputados por el delito de estrago agravado, a disposición del juez Alberto Santa Marina, subrogante del Juzgado Federal 2 de Lomas de Zamora, a cargo del expediente.

Tomada.
El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se refirió ayer al accidente de trenes sucedido el domingo último en Temperley, y a la advertencia que el gremio de La Fraternidad realizó sobre la posibilidad de realizar un paro en protesta por las detenciones de los maquinistas, y sostuvo: “me imagino que no van a hacerle un paro a la justicia”.
“Es (la justicia) la que tiene que tomar una decisión sobre a quien el cabe la responsabilidad del accidente”, sostuvo Tomada. (Télam)