“No se puede cambiar de caballo a mitad del río”

Funcionarios nacionales y provinciales criticaron la propuesta de la oposición de modificar el sistema electoral a menos de dos meses de las elecciones presidenciales, al considerarla “de mala fe” y “desopilante”, puesto que es necesaria una capacitación previa de los ciudadanos.
El jefe de Gabinete y candidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, Aníbal Fernández, calificó ayer como una “locura” la propuesta de la oposición de reformar el sistema electoral y utilizar el voto electrónico en los comicios generales del próximo 25 de octubre, al advertir que “faltan cincuenta días” y “no se puede cambiar de caballo a mitad del río”.
En el mismo sentido se manifestó el director Nacional Electoral, Alejandro Tullio, quien consideró que “en 32 años -de utilización del sistema de votación tradicional- no hay antecedentes de que haya habido ningún problema. Hace tres semanas fueron las primarias y no hubo un solo inconveniente”, y afirmó: “no veo sino mala fe en atribuir las críticas de la modalidad de un sistema a la veracidad de ese sistema”.
En medio del proceso electoral, luego de transcurridas casi tres semanas de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias y a 50 días de las elecciones generales que definirán al sucesor de Cristina Fernández de Kirchner, Tullio consideró que en esta etapa, “cualquier modificación es una anomalía muy grande”.

Conferencia.
El miércoles, los candidatos presidenciales Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA), Margarita Stolbizer (Progresistas) y el titular de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, se mostraron juntos en una conferencia de prensa junto a José Cano, candidato a gobernador de Tucumán, quien denunció fraude electoral en las elecciones que se realizaron el domingo en su provincia.
Allí, los dirigentes opositores cuestionaron la transparencia del proceso que se realizará el 25 de octubre y reiteraron el pedido de cambio del sistema de votación en pos de implementar el de la Boleta Única Electrónica (BUE).
Sin embargo, la implementación de la BUE tampoco fue un impedimento para que el PRO y el Frente Renovador denunciaran fraude electoral: tal es el caso de Salta, en donde en mayo el candidato oficialista Juan Manuel Urtubey triunfó con más del 51% de los votos logrando así reelección en la gobernación, 20 puntos arriba del segundo, Juan Carlos Romero, apoyado por dirigentes de la oposición, en especial Sergio Massa. (Télam)