No volverán a habitarlo

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet advirtió a los habitantes de Chaitén, actualmente alojados en Palena, que los expertos evalúan si la ciudad volverá o no a ser habitada, luego de la erupción del volcán Chaitén. La mandataria, que desde el viernes a la noche visita la zona afectada, reiteró que los expertos están convencidos de que una explosión piroclástica podría arrasar con gran parte de Chaitén en pocos minutos.
Bachelet explicó que el material volcánico se expandiría por valles y ríos en línea directa hacia la ciudad, lo que haría imposible que fuera habitada nuevamente. La presidenta conversó con los habitantes de Chaitén, cuyo futuro es totalmente incierto, y ellos reclamaron alimentación
para sus animales, muchos de los cuales quedaron encerrados en corrales. También pretenden que el gobierno les otorgue “un pase” para regresar a Chaitén y retirar sus pertenencias, pero las autoridades insistieron en que seguirá cerrado el perímetro de 50 kilómetros considerado la zona más crítica.