“Nos dejó sabor a poco”

PIDEN MAYORES MEDIDAS PARA AYUDAR A LAS PYMES

El presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) Eduardo Fernández, advirtió ayer que ese sector atraviesa una “situación de gravedad”, y consideró que las medidas prometidas por el presidente Mauricio Macri tienen “sabor a poco”.
“Hay una situación de gravedad del sector y a pesar de reconocerse las virtudes de las pequeñas y medianas empresas, creemos que hacen falta medidas en la emergencia”, sostuvo el dirigente.
Para Fernández, “nos dejó sabor a poco los anuncios del presidente Macri”, que el miércoles prometió la redacción de una “nueva ley pyme” y “más herramientas para enfrentar este momento en el que hay que competir”, como tasas subsidiadas y beneficios a comercios de frontera.
En declaraciones radiales, Fernández sostuvo que los empresarios pymes “deseamos que se constituyan mesas de trabajo porque creemos posible otro tipo de medidas”.
No obstante, resaltó que “uno de los datos positivos es que se haya reconocido que estamos en una situación difícil, que no será de rápida solución”.
“Sobre la nueva ley que anunció el Presidente, creo que debería incluir el reconocimiento de la emergencia para el sector, y además la necesidad de que hayan planes de financiamiento a mediano y largo plazo”, enfatizó.
Fernández explicó que las pymes “necesitamos que se paralicen los embargos por 180 días, que se administre el comercio exterior para impedir el ingreso de mercadería que sustituya a productos locales y que se lance una línea de créditos blanda, a tasas que no sean las que marca el mercado financiero, y préstamos para capital de trabajo”.

Créditos.
El Banco Central dispuso ayer tres medidas para facilitar préstamos a las micro, pequeñas y medianas empresas, las que entrarán en vigencia a partir del primero de julio, y buscarán bajar las tasas de interés al sector.
La autoridad monetaria resolvió introducir una “serie de flexibilizaciones para mantener activo el canal del crédito a un sector dinamizador de la actividad económica”.
La entidad que ahora conduce Luis Caputo consideró que el propósito es “reducir el nivel de las tasas de interés aplicadas a las mipymes, sosteniendo a la vez los criterios prudenciales vigentes para el correcto funcionamiento del sistema financiero”.
Entre las medidas, el Central dispuso la flexibilización de capitales mínimos: en la actualidad, los bancos deben conservar $6 por cada $100 otorgados a mipymes en créditos inferiores a $10 millones.
“Este último límite será extendido a $30 millones, de manera de incentivar a los bancos a otorgar préstamos que hoy requieren exigencias mayores. Esta decisión se adecúa a los estándares internacionales recomendados por el Comité de Basilea”, agregó la entidad que preside Caputo.
Dispuso un “redireccionamiento de encajes: los bancos podrán utilizar los fondos provenientes de franquicias de encajes para aplicarlos a líneas crediticias destinadas a las mipymes y al plan “Ahora 12″ y sus complementarios”.
“La medida no implica ningún cambio en los porcentajes vigentes de integración de efectivo mínimo y tendrá un efecto monetario neutro”, explicó.
En el descuento de cheques, el BCRA eliminó el tope vigente del 15% de la Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC) para considerar garantía preferida al descuento de documentos.
“De este modo, los bancos podrán aplicar menores previsiones a esta clase de operaciones y, por su parte, las mipymes tendrán más facilidades para acceder al crédito”, indicó. (NA)