Inicio El Pais "Nosotros nos paramos en defensa de los productores"

«Nosotros nos paramos en defensa de los productores»

SOCIEDAD RURAL DE CORDOBA CONTRA VICENTIN

El presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, Pedro Salas, dijo el lunes que apoyar a Vicentin «es salir a aplaudir al que estafó a los productores» y aseguró que es «totalmente desproporcionado» pensar que atrás de la decisión del Gobierno exista otra intencionalidad.
«Hay miles de productores afectados por lo que pronunciarse a favor de la empresa en este momento no me parece atinado para nada, es como salir a aplaudir al que estafó a los productores. Nosotros nos paramos en defensa de los productores y la empresa a pesar de tener todos los recursos financieros, los fugó», sostuvo Salas en declaraciones a Radio Con Vos.
«Consideramos que la empresa tiene que seguir funcionando, que tiene que producir, que tiene que comerciar y que tiene que estar en el circuito de trabajo; hay que encontrarle una salida a esto que mantenga el trabajo», agregó el dirigente cordobés.
«Pensar que en esto hay una intencionalidad del Gobierno de avasallar derechos me parece totalmente desproporcionado, hay que estar muy alucinado para pensar en esos términos, hemos visto pasar gobiernos de todos los signos y jamás vimos un intento así, de ninguna manera», aseguró.
Dijo que «tiene que haber un debate político más elevado, si nos ponemos a ver objetivamente no tenemos nada que ver con Venezuela, Venezuela importa alimentos, noto muy fanatizado a quien tiene una manifestación de ese tipo, es una locura, es desproporcionado».
Salas sostuvo que «la empresa fue la que pidió la intervención en su momento» y observó que «nosotros no tenemos una legislación específica de salvataje de empresas importantes como sí tienen países desarrollados, entonces el Gobierno toma la figura de la expropiación en un sentido más amplio y es ahí cuando empieza el conflicto».
Consultado sobre la administración de Vicentin, Salas dijo que «fue pésima, por los resultados, dejar a una empresa en estas condiciones en medio de lo que significa el comercio internacional de granos, con los privilegios en el Banco Nación que tuvieron en el gobierno anterior y entregarla, porque ellos mismos fueron a pedir la intervención», concluyó.

Rechazan plan.
Héctor Vicentin, accionista y sobrino nieto del fundador de la cerealera santafesina en concurso de acreedores, se manifestó ayer en desacuerdo con la propuesta de rescate presentada por el gobernador Omar Perotti, que, a su criterio, «podría ser algo más de lo mismo» que el plan de expropiación del gobierno nacional.
«No fuimos notificados, nos enteramos por los medios y no conocemos mucho la propuesta de Perotti, pero nos preguntamos cómo podría llegar a funcionar una administración mixta», señaló Vicentin en declaraciones a radio La Red.
El accionista de la compañía propició una salida en el marco del concurso de acreedores y la Justicia, tras afirmar que «estamos acostumbrados a trabajar de una forma distinta, a solucionar nuestros propios problemas».
«Sabemos que tenemos problemas, pero hay otras alternativas a una expropiación, una intervención o una empresa mixta: dejándonos trabajar e invertir», sostuvo Vicentin.
El empresario calificó a la iniciativa de Perotti de «expropiación light» y recordó que los directivos de Vicentin mantuvieron tratativas «con varias empresas privadas, con YPF y con cooperativas argentinas».
Rechazó asimismo las versiones de desguace de la empresa y remarcó que «nosotros producimos, no lavamos dinero como dice mucha gente por ahí».
Vicentin explicó que la deuda con el Banco de la Nación es por créditos para prefinaciación de exportaciones, necesarios «para elaborar 40.000 toneladas de soja por día, luego exportarlas y esperar que nos paguen».
«El Banco Nación nos prestó U$S 300 millones, que ahora son U$S 290 millones, en abril de 2018, y a medida que ingresaban las divisas nos renovaban automáticamente esas operaciones, después del cobro de las comisiones», explicó.
Negó luego que la empresa tenga un patrimonio negativo, aseguró que Vicentin «tiene el 100% de los activos intactos e invirtió U$S 800 millones en una sola planta super moderna», y calculó que la empresa «debe valer más de U$S 2.000 millones».
«Nosotros ganamos plata desde hace 90 años, con Perón, con los militares, con el menemismo, con los radicales, con el kirchnerismo, y hemos perdido con el macrismo», concluyó Vicentin.
(Télam)