Organizaciones se suman a la marcha a Plaza de Mayo

La CTEP, Barrios de Pie y la CCC anunciaron ayer su participación en la marcha del martes de la semana que viene a Plaza de Mayo, convocada por la CGT, para sumar “sus banderas y reclamos por la defensa del trabajo”.
La participación en la marcha se dará en el marco de las jornadas de lucha que vienen llevando a cabo los referentes de la economía popular por la plena implementación de la Ley de Emergencia Social, la sanción de la Emergencia Alimentaria y la exigencia de la aparición con vida de Santiago Maldonado, señalan las organizaciones en un comunicado.
“Hay que empezar a discutir un programa de los trabajadores, que ponga el eje en las reivindicaciones y en la lucha política que tendremos que dar para resolver, todos los problemas de la Argentina, porque no podemos esperar soluciones de los que causan los problemas”, sostuvo Esteban Castro, secretario general de CTEP.
La CTEP, Barrio de Pie y la CCC se concentrarán a partir de las 11 en el Obelisco, para marchar por Diagonal Sur hacia Plaza de Mayo.

CGT.
La CGT se movilizará el próximo martes 22 pero la posibilidad de convocar a un paro nacional quedó postergada para una reunión que, con suerte, se concretará a mediados de septiembre. La ratificación de la marcha se logró el miércoles luego de una trabajosa y debatida reunión del consejo directivo de la central obrera. El resultado de las primarias no estuvo ausente en el análisis de los sindicalistas. Por caso, el triunviro Juan Carlos Schmid dijo que las PASO pasaron pero “los problemas continúan y se deben resolver”, informó ayer el diario Página 12.
Al decir de unos de los participantes la reunión “fue picante”. Y es que al encuentro el consejo directivo llegó dividido. Por un lado los gordos e independientes y, por el otro, el moyanismo. Los diferenciaba la realización de la movilización. Los primeros consideraban que no estaban dadas las condiciones para realizarla después del resultado de las elecciones primarias. En rigor, si al Gobierno hubiesen obtenido un traspié electoral también habrían propuesto la suspensión. Los segundos, los sindicalistas que giran alrededor de Hugo Moyano, insistieron en la necesidad de concretarla. La balanza se inclinó hacia la realización de la marcha luego de que Andrés Rodríguez de UPCN quebrara el bloque de gordos e independientes al mostrarse a favor de la marcha.