Organizan debate en Senadores

ABORTO: EN CUATRO SEMANAS PODRIA SER VOTADA LA LEY

Ayer hubo una breve reunión entre el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, referente del oficialismo y el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto, para hacer un cronograma tentativo. Fuentes del justicialismo indicaron que, en principio, hablaron sobre la posibilidad de someter a votación el proyecto en un plazo de entre tres y cuatro semanas desde el inicio del debate en comisiones.
Sin embargo, se prevé que el próximo martes Pinedo y Pichetto se reúnan con todos los jefes de bloques para definir allí a qué comisiones será girado el proyecto (punto en el que hay diferencias) y cuánto deberá durar el debate.

Tiempos.
La posibilidad de que el Senado se tome cuatro semanas para llevar el proyecto al recinto choca con las pretensiones de la tucumana Silvia Elías de Pérez, quien ya asoma como una de las abanderadas de Cambiemos en contra de la despenalización del aborto y quiere llevar el debate al interior del país.
Tras ratificar su oposición al proyecto, Elías de Pérez sostuvo este viernes que la iniciativa debe ser tratada en el Senado “con los tiempos que un tema de tanta trascendencia se merece” y que “es muy importante escuchar la opinión de todas las provincias, llevar el debate al interior del país como se ha hecho en debates de similares características”.
Esto haría que la votación del proyecto se demore mucho más que cuatro semanas y por esa razón Pichetto -quien ya se expresó en favor de un “avance rápido” en el Senado- se opondrá a la propuesta de la senadora radical, adelantaron en su entorno.
“Si insisto en reclamar un debate profundo, en lugar de un trámite exprés, es porque es un tema de vida o muerte”, remarcó Elías de Pérez al manifestar su posición sobre el tratamiento del Senado. Al respecto, agregó: “Hay que hablar seriamente, sin chicanas ni ironías: no es que estemos queriendo oponernos a la legalización del aborto por cuestiones morales o religiosas, éste es un tema de estricto derecho positivo y en él el derecho a la vida debe primar por sobre los demás derechos. Estoy convencida de que el aborto elimina una vida”.
La legisladora señaló que “el Estado debe hacer todos los esfuerzos para prevenir los embarazos no deseados, la educación sexual tiene un rol clave en esta política. La legalización del aborto es el fracaso del Estado como garante de la vida”.

Objeciones.
La posición que fijó el misionero Maurice Closs también conspira en contra de un avance rápido hacia la sanción de la ley, porque consideró que “hay que corregir” el proyecto que llegó de la Cámara de Diputados y eso obligaría a devolverlo.
El ex gobernador de Misiones dijo estar “a favor de despenalizar pero con algunas objeciones respecto a recursos que demandará a las provincias en un contexto que Nación no manda recursos para salud mental, lucha contra dengue y otras áreas más de la salud”.
También criticó el artículo del proyecto que establece la opción de la objeción de conciencia para los médicos, al señalar que no está de acuerdo con que tengan que registrarse a partir de esa posición.
Por otra parte, el senador formoseño del Bloque Juticialista José Mayans adelantó que votará en contra del proyecto y sostuvo que “un niño por nacer tiene que tener la protección de la madre y del Estado” al tiempo que evaluó que “el aborto no es seguro en ninguna clínica del mundo”. “Hay que preservar la vida del niño por nacer”, remarcó Mayans. (NA)