Otro ajuste brutal de “Los Monos”: acribillaron de cinco balazos a un testigo clave

Rosario, 09 de Abril de 2018 Este mediodia se reealizo la sentencia del juicio a la Banda Los Monos donde fueron duras las penas Foto: JUAN JOSE GARCIA

Un hombre que había sido un testigo clave en el marco del juicio contra la banda “narco” Los Monos fue asesinado de cinco balazos en la puerta de su casa, de la zona oeste de Rosario.
Se trata de Diego Germán Romero, quien en 2013 había aportado importantes datos sobre el clan y su vínculo con la comercialización de drogas en su declaración ante el juez de instrucción Juan Carlos Vienna.
Luego, en el marco del juicio oral y público a los integrantes de la banda, al ser citado no se presentó y fue llevado por la fuerza pública para negar sus dichos ante el juez.
Sin embargo, sus dichos anteriores habrían sido importantes para impulsar la instrucción del caso.
El hombre de 37 años fue atacado de cinco balazos el sábado, cerca de las 22:30 del sábado último, cuando se encontraba en la puerta de su casa, cerca de la intersección de las calles Barra y La Paz.
Romero murió en el acto y los asesinos escaparon, mientras que por el momento se mantenían prófugos.
La madre del hombre asesinado desvinculó el hecho de su testimonio contra Los Monos.
“Fue por un problema personal que él tenía, no tiene nada que ver con los Monos”, sostuvo en declaraciones al diario La Capital.
La mujer indicó que el mortal ataque se produjo cuando su hijo hablaba con un albañil en la puerta de la casa.

“Eran Jóvenes”.
“Estábamos cenando y Diego estaba hablando en la puerta de mi casa con un albañil que trabajaba con él. Una moto Honda Titán gris apareció en contramano por Barra, se bajó uno y tiró varias veces. Eran jóvenes por la agilidad con que se movían, tardaron segundos”, relató.
A pesar de la negativa de la familia a vincular el crimen con el caso de Los Monos, el incidente ocurrió en el marco de una serie de ataques a balazos ocurridos en la última semana con un fuerte lazo simbólico con el histórico juicio en el que se condenó a 19 persona en abril pasado.
La semana pasada fue atacado a balazos El Centro de Justicia Penal de Rosario, el edificio en el que se llevó a cabo el juicio, además de las casas de dos familiares de la jueza Marisol Usandizaga, integrante del tribunal que condenó la banda.
Entre los sentenciados durante el juicio, se incluyeron varios integrantes de la Policía de Santa Fe, además de los jefes de los Monos, Ramón Ezequiel Machuca, alias “Monchi” Cantero, condenado a 37 años de prisión como jefe de una asociación ilícita, y Ariel Cantero (hijo), a 22 años. (NA).