Inicio El Pais PAMI recuperó 160 camas que estaban abandonadas

PAMI recuperó 160 camas que estaban abandonadas

SE REPARARON PARA SU USO

En el marco de un convenio entre el PAMI y el Astillero Río Santiago, se realizó ayer viernes la entrega de 160 camas ortopédicas que fueron reparadas por operarios navales. Las camas, que estaban abandonadas, serán destinadas a los hospitales de campaña que atenderán a enfermos de coronavirus. 

El PAMI recibió ayer una primera tanda de 160 camas ortopédicas pertenecientes al organismo, que fueron reparadas por trabajadores calificados del Astillero Río Santiago, de un total de 500 que se encontraban en desuso por su estado de abandono, y que serán destinadas a hospitales de campaña y dispositivos sanitarios montados en el país para enfrentar la pandemia de coronavirus, según se informó desde el organismo. Los trabajos se efectuaron en el marco de un convenio firmado por el PAMI y el Astillero Río Santiago, uno de los de mayor actividad e importancia de Latinoamérica, con instalaciones en la localidad bonaerense de Ensenada, y esta entrega se suma a la que el Grupo de Artillería 10 del Ejército entregó a la Unidad de Gestión Local de PAMI de Junín y a las acondicionadas por los internos del penal de Bahía Blanca.

La directora ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich, señaló durante la entrega que en el organismo «se están comprando camas», pero además les parecía «que había que dar uso a éstas que estaban abandonadas». La funcionaria reconoció la «tareas inmensa que hacen los operarios del astillero», y remarcó que «gracias a ellos el hospital de Ensenada ya tiene camas reparadas».

Orgullo

Además de Volnovich, asistieron al acto, realizado en la sede del astillero, el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, Augusto Costa; el subdirector ejecutivo del PAMI, Martín Rodríguez; el presidente del Astillero Río Santiago, Ariel Basteiro; los intendentes de Ensenada, Mario Secco, y de Berisso, Fabián Cagliardi; y trabajadores de la planta que participaron de la reparación. Costa manifestó que es «un orgullo que el Astillero Río Santiago sea parte de las respuestas que están dando el Estado nacional, el provincial y los municipios a la pandemia».

Basteiro aseguró, por su parte, que la planta «pone toda su capacidad instalada al servicio de la comunidad, para contrarrestar los efectos de este virus», y destacó «el rol protagónico y la responsabilidad ciudadana de todos sus trabajadores».

Convenio

Las camas se encontraban abandonadas en las UGL (unidades de gestión local de PAMI) de las localidades bonaerenses de Lanús, La Matanza y San Martín, y tras su reparación un centenar de ellas serán destinadas al municipio de Ensenada y el resto a Quilmes y Morón, indicó el organismo en un comunicado.

A través del convenio con el PAMI, el astillero se encarga de retirar las camas de los depósitos y llevarlas a la planta naval, para ser arregladas y pintadas y luego distribuidas en centros sanitarios de todo el país. El PAMI señaló en el comunicado que firmó acuerdos con todas las jurisdicciones para establecer los mecanismos de donación donde sea necesario el equipamiento. (Télam)