PAMI reforzará medidas

EVITARAN FRAUDES CON MEDICAMENTOS

El PAMI (Programa de Atención Médica Integral para jubilados y pensionados) prevé hacer frente a sus dificultades presupuestarias y mejorar la atención a los afiliados a partir de un salto de modernización que incluye la universalización de las recetas electrónicas a fines de este año y sumar en 2017 sistemas biométricos de identificación de los beneficiarios.
“Casi todos los fraudes con medicamentos se realizan con recetas manuales, mientras los dispositivos electrónicos permiten generar trazabilidad sobre quién dispensa, el diagnóstico del afiliado, los medicamentos dispensados y los entregados por la farmacia”, precisó el coordinador del área de Planificación del PAMI, Ignacio Cosentino.
El funcionario remarcó que la problemática del fraude con medicamentos “no se resuelve con un ejército de auditores que revisen a cada afiliado”, al hablar en un encuentro organizado hoy por la Asociación Dirigentes de Empresa (ADE) y la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES).
Cosentino recordó que el afiliado del PAMI tiene beneficios que van desde 50% a 100% sobre el precio de los remedios, que en los últimos años fueron ganando preponderancia frente a las prestaciones: “hoy se accede con más facilidad al medicamento que a la prestación medica adecuada”, advirtió.
Con respecto a la situación presupuestaria del Inssjyp (Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, en el que se enmarca el PAMI), el funcionario admitió que “siempre los años de caída del salario real son difíciles, porque tenemos los ingresos atados a la lógica del empleo y del salario”.
“La presión en los costos genera estrangulamientos y ciertas dificultades que son revertidas en los años en que cambia la tendencia”, agregó Cosentino.
El PAMI -que maneja el quinto presupuesto más alto del Estado, que este año alcanza a casi
$ 91.000 millones- atiende a más de 4,8 millones de afiliados, por lo que alcanza en forma directa o indirecta a 12 millones de personas, con 23.700 prestadores y 14.400 trabajadores.
Si bien el Presupuesto 2017 elevará la partida a unos $ 100.000 millones, el Instituto -ente público no estatal con 628 agencias y 38 unidades de gestión local- contaría el año próximo con recursos por $ 108.000 millones, dada la masa de ingresos proyectada en relación con la masa salarial. (Télam)

Compartir