Inicio El Pais Pedirán cuatro años para conductor

Pedirán cuatro años para conductor

MEDICOS ASEGURARON QUE EL CICLISTA ATROPELLADO CONTINUA EN GRAVE ESTADO

La fiscal que instruye el caso del automovilista ebrio que atropelló e hirió gravemente a un ciclista pedirá cuatro años de prisión, mientras que la víctima permanecía internada en estado gravísimo y los médicos aseguran que se necesita «una mano de Dios» para lograr su recuperación. La fiscal Adriana Bellavigna, que adelantó que pedirá la «prisión preventiva» del detenido, dijo que «como representante de la sociedad» quiere que el automvolista de 28 años, que pertenece a la comunidad gitana y se dedica a la venta de autos, «llegue a juicio y reciba una pena alta» por la gravedad del caso.
Para la instructora, el caso supera el hecho de la «conducción imprudente» ya que «se dio a la fuga, no socorrió a la víctima y después chocó un auto que se encontraba estacionado ante un semáforo», lo que se agravó por el exceso de alcohol que habían consumido. La fiscal indicó que la legislación prevé una pena de entre dos y cuatro años: «Mi función es subjetiva y yo voy por todo», expresó en declaraciones al canal de noticias TN.
A la vez, advirtió que «el auto es un arma y la persona que maneja tiene que tener cero de alcoholemia», en alusión a los planteos sobre la necesidad de que se imponga la «tolerancia cero».

Defensa.
El abogado José Novello, que representa al automovilista, aseguró que su cliente «no recuerda nada de lo que ocurrió». El letrado indicó que intentará demostrar que «no hubo dolo» en el episodio, es decir intención de matar. «No recuerda nada de lo que pasó antes del choque», subrayó el letrado, respecto del breve encuentro que mantuvo con su defendido, mientras anticipó que va a pedir la excarcelación.
«No se representó que no iba a poder controlar el auto con el alcohol que tenía», sostuvo Novello, mientras destacó en declaraciones a la prensa que cuando tomó contacto con su cliente, un joven de 28 años dedicado a la compra y venta de autos, «estaba llorando» por lo que pasó.

Parte médico.
En tanto, Sebastián Devoto, el ciclista atropellado, continuaba internado este jueves en estado «gravísimo» y con «pronóstico reservado», según informó el director del Sanatorio Finochietto, Norberto Furfaro. «Mantenemos el diagnóstico de politraumatismo grave con compromiso neurológico y varias fracturas», expresó el médico.
Los especialistas se enfocaban en tratar de mantener al paciente estable, luego de una operación en la que se apuntó a reducir la presión craneana. «El hecho de que el paciente sea joven y sano nos ayuda, pero vamos a necesitar de la mano de Dios y mucha suerte, más allá del esfuerzo de los profesionales, para que este paciente gravemente comprometido y crítico pueda recuperarse», alertó Furfaro.
En horas de la madrugada del pasado miércoles, el conductor embistió en la avenida Beiró a Devoto, de 35 años, quien iba en una bicicleta mountain bike a su trabajo en una estación de servicio. Luego, tras escapar sin auxiliar al ciclista gravemente herido, chocó de atrás y a toda velocidad a un auto que se encontraba detenido ante un semáforo en rojo. Ambos incidentes de tránsito quedaron registrados en las cámaras de seguridad del lugar y al conductor, que fue detenido por la Policía de la Ciudad luego del segundo hecho, se le detectó un nivel de 2,14 gramos por litro de sangre, cuando el valor máximo permitido es de 0,5. (NA)