Inicio El Pais Pedirán detener a los liberados

Pedirán detener a los liberados

LA FAMILIA DE FERNANDO CONVOCO A UNA MARCHA

El abogado Fernando Burlando, que representa a la familia de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes en Villa Gesell, adelantó ayer que pedirán que sean nuevamente detenidos los dos rugbiers liberados esta semana por falta de mérito y que se investigue a un nuevo sospechoso del crimen, al que ya tienen «identificado». Burlando dijo que aportarán «nuevos elementos para pedir nuevamente la detención» de Alejo Milanesi (20) y Juan Pedro Guarino (19) -liberados el pasado lunes por falta de pruebas- y que «esta semana» van a apuntar al onceavo sospechoso.»El mismo lunes o martes vamos a apuntar al ‘número 11’, a pesar de que la fiscalía lo ha negado. Ya tenemos identificado al masculino, vamos a aportar claramente la imagen que surge de lo que tiene la fiscal (Verónica Zamboni)», aseguró el letrado.
Por su parte, tras la audiencia de partes antes del dictado de la prisión preventiva de los acusados y luego de la resolución judicial que confirmó esta medida por considerarlos coautores -en dos casos- y partícipes necesarios -en otros seis- del homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o mas personas y alevosía, se abrió un abanico de cuestiones a resolverse con distintos grados de celeridad. Una de ellas es la ampliación de las indagatorias de los ocho detenidos luego de que se sumara a la acusación del homicidio el agravante de la alevosía y que podría llevarse a cabo esta semana.
Así lo informó el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, quien explicó que además está previsto imputarles el ataque cometido contra un amigo de Báez Sosa (19) que intervino en la pelea para evitar que lo siguieran golpeando.

Apelación.
En simultáneo, la defensa de los rugbiers, a cargo del abogado Hugo Tomei, adelantó que durante el transcurso de la semana apelará el fallo del juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, especialmente en cuanto al rechazo de las nulidades planteadas sobre una rueda de reconocimiento, una testimonial y las indagatorias. De esas nulidades surgió además la presunta comisión de delitos que el defensor le adjudica a la fiscal de la causa y que dieron origen a un expediente penal que deberá comenzar a tramitar el fiscal de Dolores Mario Pérez.
En tanto, el juez Mancinelli, tal como adelantó en su fallo de 54 páginas, deberá analizar y resolver si los rugbiers están en condiciones de recibir una morigeración de la prisión preventiva y poder cumplirla de manera domiciliaria mediante monitoreo electrónico.

Marcha.
Por otro lado, los padres de Fernando convocaron a una marcha frente al Congreso de la Nación, que se realizará mañana a las 18, día en que se cumple un mes del asesinato del joven estudiante. «Vamos a pedir justicia por Fernando y por todas las víctimas de violencia», aseguró Graciela, madre de la víctima, en un comunicado que leyó ante la prensa y por el que luego pidió que «el mensaje llegue a cada familia y a cada ciudadano que quiera sumarse a este pedido de condena».
El crimen de Báez Sosa ocurrió la madrugada del sábado 18 de enero pasado frente al boliche Le Brique ubicado sobre avenida 3 y el Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, y ese mismo día los diez rugbiers fueron detenidos en una casa que alquilaban a pocas cuadras de allí. Los imputados en principio estuvieron detenidos en la seccional 2da. de Villa Gesell y la 1ra. de Pinamar, y desde el 29 de enero están alojados en la Unidad Penal 6 de Dolores, ahora con prisión preventiva.
Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) están imputados como «coautores» del crimen de Fernando, mientras que Lucas (18) y Luciano Pertossi, Matías Benicelli (20), Enzo Comelli (19), Blas Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20) son considerados «partícipes necesarios». (Télam)