Inicio El Pais Perdió su perra y ofrecía 30 mil pesos de recompensa: finalmente la...

Perdió su perra y ofrecía 30 mil pesos de recompensa: finalmente la encontró

Jésica hace un mes había perdido a «China», su perra. La mujer ofrecía un auto y 30 mil pesos como recompensa para quien se la devolviera con vida. Finalmente apareció.

El reencuentro fue muy especial, después de un mes de angustia Jésica volvió a encontrarse con su perrita. Todos los días gritó su nombre por las calles de Buenos Aires. Además pegó mil carteles, habló con los vecinos, caminó los barios. La busco entre los autos y repartió volantes por debajo de las puertas.

Según publicó Infobae, vecinos y vecinas la guiaron hasta una zona donde decían haber visto a “China”. “Estaba trabajando cuando una mujer me llamó diciéndome que tenía a mi perrita”, contó la chica.

“Pero como hubo mucha gente que me llamó, lo primero que le dije fue que me mandara fotos. Cuando recibí la primera foto, me puse a llorar y a gritar. Le pedí que me mandara una de la panza porque a mi China le falta una tetilla. Y eso no se lo había dicho a nadie. Me la mandó y era ella” agregó.

China es una perra de raza Pinscher miniatura de pelo negro. Tiene cuatro años de edad. El 23 de enero se perdió a las diez de la mañana. Cuando Jésica volvió a estar con su “Chinita” contó que se reactivó su vida.

Con la otra mujer habían coordinado la entrega. “Me dijo que justo se estaba yendo a José C. Paz al cumpleaños de su hijo. Me la hizo re larga y empecé a dudar. Que no podía volver, que tenía que esperar a no sé quién. Pero al final terminamos encontrándonos a las doce y media de la noche en la entrada de la Villa la Carbonilla” contó Jésica.

Antes del encuentro fue a una comisaria a pedir si alguien podía acompañarla. “En un momento pensé que no la quería dar o que me iban a robar. Uno piensa cualquier cosa o lo peor. En la comisaría me dijeron que no podían acompañarme. Yo llevaba la plata, iba con mi novio y una amiga. Pero cuando llegamos, había un policía en una garita: le conté la situación y me ayudó. En ese momento, vi a una mujer trayendo en los brazos a un perrito. Me puse a gritar y a llorar”, reveló Jésica.

“No se imaginan la felicidad que tengo, todavía no puedo creer todo ésto, se terminó la pesadilla. Siempre sentí que ella estaba bien y que me estaba esperando. La soñé durante todo el mes y soñaba que no podía llegar a ella”, escribió en las redes sociales.

Finalmente, la mujer que tenía a la perrita solo le pidió la plata. Nunca habló del auto. “Ella me dijo que se le estaba cayendo el techo de la casa, que necesitaba la plata. Parecía una buena mujer. Por eso se la di directamente, ni siquiera me la pidió cuando nos encontramos, solo se la di”, comentó Jésica.