Pérez Corradi llega al país

"A MAS TARDAR" MARTES O MIERCOLES. BAJO "REGIMEN DE PROTECCION"

El financista Ibar Pérez Corradi, detenido en Paraguay y acusado como posible autor ideológico del triple crimen de General Rodríguez, llegará a Buenos Aires “a más tardar” el martes o el miércoles bajo el “régimen de protección de víctimas y testigos”.
Así lo indicó ayer el abogado, Carlos Broitman, uno de los defensores de Pérez Corradi ante la justicia argentina para la cual estuvo prófugo unos cuatro años en varias causas que van desde
posible lavado de dinero, tráfico de efedrina y el crimen de los tres emprendedores en 2008.
En ese marco, Brotiman aclaró que su cliente no regresará al país “como arrepentido” sino para acogerse al “régimen de protección de víctimas y testigos” porque, indicó, “no se puede arrepentir de algo que no tiene ningún hecho reprochable”.
El letrado, además, confirmó que el lunes “estaría firmando el doctor Julián López (Aquino) la resolución de extradición” y que podría viajar el mismo lunes, “a más tardar martes o miércoles”, algo que depende de “las medidas de seguridad” dispuestas por Gobierno nacional.

“Mucha información”.
Broitman advirtió que su defendido solicitó permanecer en dependencias de Prefectura o Gendarmería cuando llegue a Argentina y señaló que “está con mucha información”.
Pero evitó adelantar detalles porque, dijo: “Prefiero que lo vuelque ante la doctora” María Servini de Cubría, porque “tiene que clarificar, tiene que ofrecer pruebas”.

Triple crimen.
La jueza federal lleva adelante la investigación por la causa del triple crimen por la cual hay tres hombres condenados a prisión perpetua como autores materiales de los asesinatos.
Para el abogado, Pérez Corradi “nunca cambió de idea” en relación a someterse a la justicia argentina, y explicó por radio Delta que únicamente rechazó la extradición express “porque había cuestiones previas de la familia que había que poner en orden”.

Detención.
Pérez Corradi fue detenido el domingo 19 de junio en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, luego de permanecer 49 meses prófugo por estar acusado de ordenar en 2008 los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, hecho por el que cumplen condena perpetua los hermanos Martín y Cristian Lanatta y los hermanos Víctor y Marcelo Schillaci.
Los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci se fugaron el 27 de diciembre del penal de General Alvear y protagonizaron un raid delictivo entre Buenos Aires y Santa Fe, hasta que finalmente fueron detenidos en la localidad santafesina de Cayastá. Tras ese incidente, el Gobierno elevó la recompensa a dos millones de pesos por la detención de Pérez Corradi.
La causa por las irregularidades en la venta de medicamentos en donde Pérez Corradi está procesado por encubrimiento de lavado de dinero se encuentra en manos del juez federal Sebastián Casanello, mientras la del triple crimen en poder de María Romilda Servini de Cubría. (DyN)

Compartir