Inicio El Pais Piden que Schiaretti se defina

Piden que Schiaretti se defina

FERNANDEZ LE MARCO LA CANCHA AL GOBERNADOR CORDOBES

A las 18.26, Juan Schiaretti entró a la histórica Catedral de Córdoba y saludó, en medio de un silencio casi atronador, a la familia del ex gobernador de la provincia de Córdoba José Manuel de la Sota, quien fue recordado en una ceremonia religiosa a un año de su muerte. Y a las 18.33, una ovación y un aplauso cerrado cambiaron el clima: el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández , había llegado al recinto.
Ofició la ceremonia religiosa Alberto Bustamante, vicario de Villa María y amigo en vida de De la Sota. En su oficio, Bustamante citó a Juan Domingo Perón y al Papa Francisco y dijo que «no sirve para ser Nación un gobierno de pocos para pocos», en clara referencia al presidente Mauricio Macri, quien en Salta también fue exhortado por el arzobispo local a que se lleve «consigo» la imagen de los pobres. Fernández desmintió estar peleado con Schiaretti, pero criticó por haber dado libertad a los cordobeses que lo votaron. «Parece que le da lo mismo el país que propone Macri que el que proponemos nosotros», afirmó.
Fernández y Schiaretti se vieron en dos oportunidades. Al encontrarse en la ceremonia religiosa se dieron un abrazo que se dieron en la ceremonia y, más tarde, mantuvieron un encuentro en el hotel Holiday Inn, donde se alojó el candidato del FdT.
Fernández contó que fue una reunión «muy linda», aseguró que son «amigos de muchos años» y destacó que el mandatario cordobés «es alguien con mucha experiencia» y que le dijo que cuente con él para gobernar en el futuro. Pero así como lo elogió, también le marcó la cancha por su indefinición de cara a las presidenciales del 27 de octubre y su posicionamiento con respecto a Macri. Antes de la misa también había dicho «no necesito de Schiaretti ni de ningún otro gobernador».
Del aeropuerto, Fernández fue a la sede del diario La Voz del Interior y dio una entrevista en la que habló de su relación con De la Sota y de cómo tomó su fallecimiento. «Me cayó muy mal la noticia porque yo lo conocí mucho a José Manuel y tengo de él los mejores recuerdos, era un hombre enorme en política. Me acuerdo que hablamos con Cristina y lo lamentamos mucho los dos porque sentíamos que él estaba en una suerte de sintonía de unir partes con nosotros, respetando la identidad de cada uno», dijo.

PJ cordobés.
«Me parece que el gobernador de Córdoba no puede no tener una definición de esta Argentina en un momento tan neurálgico», señaló el senador Carlos Caserio, apuntando a la posición del gobernador cordobés Juan Schiaretti de mantener distancia del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández.
El senador, presidente del Partido Justicialista (PJ) cordobés, apoya junto al partido la candidatura de Fernández, pero el gobernador se resiste a una definición ante el profundo antikirchnerismo que reina en la provincia.
«Alberto Fernández lo que no entiende es que un dirigente tan importante y significativo como el gobernador de Córdoba diga que para arriba da lo mismo cualquier cosa, y que habría que definir cuál es el país que uno quiere por lo menos más allá de a quién se vote», definió Caserio.
El gobernador cordobés se mostró reticente desde el principio del período electoral de apoyar a algún candidato a la presidencia. Córdoba es una de las pocas provincias en las que se impuso en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, Juntos por el Cambio, el partido del oficialismo. En esa instancia, Schiaretti optó por la prescindencia de candidato presidencial, por lo que en el cuarto oscuro su partido Hacemos por Córdoba fue con boleta corta. Hizo campaña para que se vote a los legisladores de su lista, dejando libre la elección de los candidatos a presidente.
El presidente del bloque de senadores peronistas destacó que «muchas veces tenemos diferencias con el gobierno de Schiaretti porque no se define politicamente». (Pagina12.com)