Inicio El Pais Pidieron reabrir una causa

Pidieron reabrir una causa

FLORENCIA KIRCHNER PIDIO PERMISO PARA SEGUIR EN CUBA

La investigación por el pago de coimas en la obra pública durante el Gobierno anterior abrió la puerta para revivir una causa contra el otrora matrimonio presidencial.
Por lo pronto, la Oficina Anticorrupción (OA) solicitó la reapertura de la causa por enriquecimiento ilícito contra Néstor y Cristina Kirchner que había sido cerrada por el ex juez Norberto Oyarbide en 2009.
En ese contexto, la oficina que conduce Laura Alonso exigió que se amplíe la investigación del posible incremento patrimonial injustificado de la ex mandataria hasta diciembre de 2015.
El organismo justificó su pedido debido a que en la causa de los cuadernos “se han incorporado elementos muy serios y contundentes que ponen en evidencia que, tanto la resolución que benefició a los imputados en el año 2009 como la pericia contable en que se apoyó, fue el resultado de una coordinada maniobra delictiva”.
Según la presentación, esa movida “involucra tanto a quienes detentaron la máxima investidura del Poder Ejecutivo Nacional, a funcionarios de la entonces Secretaría de Inteligencia del Estado, a un ex Auditor General de la Nación, a miembros del Cuerpo Pericial Contable de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a profesionales de confianza del matrimonio Kirchner; y por supuesto al ex juez federal Oyarbide a cuyo cargo estaba la investigación de los hechos”.
La Oficina Anticorrupción se basa en la declaración como arrepentido del ex contador del matrimonio Kirchner Víctor Manzanares, quien dijo que junto a Oyarbide arregló la pericia contable que llevó a cerrar la causa.
Para la OA, el único objetivo de la maniobra contada por Manzanares era “obtener en forma ilícita y en tiempo récord una pericia contable manipulada y luego el sobreseimiento de los ex presidentes, para lograr así el estado de cosa juzgada en esta materia”.
“Nos encontramos ante una situación que implica una afrenta inaceptable a los principios más elementales del Estado de Derecho; ante un hecho delictivo intolerable para nuestro orden jurídico”, sostiene la Oficina Anticorrupción en el escrito.

Florencia Kirchner.
Quince días más. Ese fue el pedido de la defensa de Florencia Kirchner a la Justicia para permanecer ese lapso en Cuba mientras concluye un tratamiento médico al que está siendo sometida. La hija de Cristina Fernández debe regresar al país este 4 de abril por orden del tribunal que la juzga en la causa “Los Sauces”.
“Hoy hicimos una presentación en los tribunales para solicitar que se revoque la muy grave y absurda resolución que obliga a mi hija Florencia a interrumpir el tratamiento médico que está realizando en Cuba y regresar al país este jueves”, escribió Cristina en la red social Twitter además de vincular a su página el pedido completo ante el TOF 5.
El pedido es “hasta tanto reciba su alta médica por parte de las autoridades que la atienden y sea autorizada a regresar a la Argentina sin riesgo para su salud”.
Según el informe que los abogados consideraron “debidamente legalizado por todas las autoridades competentes”, se señala que “nuestra asistida padece, como diagnóstico principal (definitivo) un trastorno de estrés postraumático, indicándose como otros diagnósticos los siguientes: i) Síndrome purpúrico en estudio; ii) Polineuropatía sensitiva desmienilizante de etiología desconocida; iii) Amenorrea en estudio; iv) Bajo peso corporal y; v) Linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada”.
“No existe ningún acto procesal que requiera la presencia física de Florencia de manera inmediata, mucho menos si para ello debe interrumpir un tratamiento o someterse a un viaje que los médicos le piden expresamente que no realice”, argumentó la ex presidenta.
Asimismo, los abogados recordaron que Florencia puede declarar vía videoconferencia si los jueces así lo piden. (Ambito.com)