Inicio El Pais Polémica en Córdoba por una bandera del orgullo LGBTIQ+

Polémica en Córdoba por una bandera del orgullo LGBTIQ+

El intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, anunció el pasado viernes que el municipio capitalino había izado la bandera del orgullo LGBTIQ+ en un reconocido parque cordobés.

El jefe comunal manifestó que el gesto era en conmemoración al Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+ que se celebra este domingo 28 de junio, y que la idea era dejar colocada la bandera de forma permanente.

«Como muestra del firme compromiso que tiene nuestra gestión en construir una sociedad cada día más inclusiva, igualitaria y respetuosa, y en conmemoración del Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+ que se celebra el próximo 28 de junio elevamos la bandera de la diversidad en el centro del Parque Sarmiento. Desde hoy el estandarte flameará de manera permanente en nuestro emblemático parque», publicó Llaryora en su Tiwtter Oficial hace dos días.

El diario La Voz del Interior informó que la acción despertó el repudio de una parte de la sociedad cordobesa. Incluso, la insignia fue retirada por algunas horas. Ayer sábado dos ex combatientes de la Guerra de Malvinas se dirigieron al lugar y trataron de quitar la bandera, pero unos jóvenes que estaban allí impidieron que lograran su cometido. La policía intervino y dispersó a ambas partes.

Asimismo, hoy domingo un grupo de personas se congregó en la rotonda del parque donde flamea la bandera y quiso volver a bajarla. Ante esto, fuerzas policiales debieron intervenir otra vez y les solicitaron a los manifestantes que se retiraran. No obstante, los protagonistas decidieron cantar el Himno Nacional Argentino en el lugar.

Miguel Siciliano, Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Córdoba, declaró a Cadena 3 que es un error pensar que se desea cambiar la bandera nacional argentina por la del orgullo LGBTIQ+.

«Por supuesto que nuestro símbolo patrio no está en discusión. Todos amamos la bandera argentina. Pero como ciudad, como sociedad, tenemos que animarnos a pensar que hay gente que la pasa mal, que sufre, que está excluida desde hace cientos de años. Aún hoy, aunque parezca mentira, hay gente que por su condición sexual o por su pensamiento es dejada de lado en su ámbito laboral y otros lugares. La discusión que debemos darnos como Estado es si vamos a apoyar a estas minorías religiosas, sexuales, de pensamiento”, indicó el funcionario.

“Quiero que no den la discusión falsa de si una bandera sí o no, porque no es eso lo que debemos discutir. La discusión que debemos darnos es la de la inclusión e igualdad”, agregó.

De todas maneras, Siciliano señaló que la decisión de dejar la bandera del Orgullo LGBTIQ+ de forma permanente en el Parque Sarmiento, será analizada después que pase el día de hoy.