Polémico Presupuesto de Vidal

PROPONEN SUBIR EL IMPUESTO INMOBILIARIO

El Gobierno bonaerense buscará aprobar en la Legislatura un Presupuesto 2019 que contempla gastos por 929.000 millones de pesos, con un déficit de $40.000 millones con relación a los recursos, una suba del 38% del impuesto inmobiliario, la creación de un gravamen al juego y una baja de Ingresos Brutos para algunos sectores.
El proyecto, que estaba previsto que ingresara el lunes por la noche al Senado bonaerense para su tratamiento, comenzará a debatirse en momentos en los que la Provincia deberá solventar gastos adicionales por $34.000 millones debido a la transferencia de subsidios al transporte y a los servicios de energía eléctrica y agua potable de parte de la Nación.
En este contexto, el gobierno que lidera María Eugenia Vidal reclama a la administración central, encabezada por el presidente Mauricio Macri, una percepción adicional de $19.000 millones por el Fondo del Conurbano en concepto de actualización por inflación, lo que significaría para la Provincia recibir unos $89.000 millones el año que viene.
En medio de tensiones con la Casa Rosada por esta demanda, Vidal envía a la Legislatura un Presupuesto 2019 que proyecta gastos totales por $929.000 millones, mientras que los ingresos ascenderían el año que viene a $889.000 millones, lo que redunda en un déficit de unos $40.000 millones.
A su vez, la propuesta oficial estipula una mejora del 49% del Fondo Educativo, lo que significa $8.400 millones, según indicaron fuentes de la Gobernación, que destacaron que la iniciativa mantiene a la inversión social al tope de las prioridades de la Provincia, con 7 de cada 10 pesos del Presupuesto.
Obras públicas, desarrollo social, salud y seguridad, además de educación, integran las cinco áreas en las que se destinarían los principales recursos del Estado en 2019, mientras que se estima un endeudamiento en mercados de crédito por $68.500 millones, lo que equivale a la actual deuda que posee el distrito.
Ese pasivo no incluye obligaciones de corto plazo, las que ascienden a unos $8.500 millones: “Por todo concepto, estamos hablando de la cifra más baja de los últimos cuatro años”, dijeron de todos modos voceros de la Gobernación.
“No estamos tomando deuda neta nueva el año que viene y no vamos a financiar gastos corrientes con emisión”, agregaron e indicaron que las proyecciones de inflación estarán en línea con las del Presupuesto nacional, del 23%.

Nuevo impuesto.
Por otra parte, el impuesto inmobiliario, tanto urbano como rural, está previsto que aumente 38% el año que viene, aunque tres de cada cuatro contribuyentes recibirán en promedio $63 de suba en sus facturas y un máximo de $99, según fuentes oficiales, que dijeron que este incremento permitirá robustecer las cuentas del Estado con unos $8.000 millones.
El Gobierno bonaerense también prevé la creación de un nuevo gravamen al juego el línea (“online”) y a los premios obtenidos en máquinas “tragamonedas”.
Además, anunció una reducción del impuesto a los Ingresos Brutos para algunos sectores, lo que implicará que las arcas públicas dejen de percibir unos $10.000 millones.
“En línea con el Consenso Fiscal, vamos a continuar disminuyendo impuestos distorsivos que perjudican la actividad económica y la generación de empleo. Por eso se bajarán alícuotas de Ingresos Brutos”, dijeron autoridades provinciales mediante un comunicado de prensa.
Para la producción primaria la reducción (el campo) será de 1,5 a 0,75%; para la construcción, de 3% a 2,5%; servicios profesionales, de 5% a 4,5%; transporte, de 3% a 2%; comunicaciones, de 5% a 4%; servicios inmobiliarios de 6% a 5%; electricidad, gas y agua, 4 a 3,75 por ciento.
Finalmente, con respecto al juego en línea, la Gobernación prevé aplicarle un gravamen del 15% más un canon (las empresas proveedores de ese servicio deberán estar registradas en el distrito). (NA)