“Política anti industrial declarada”

LA EX PRESIDENTA Y CANDIDATA A SENADORA TUVO UNA ENTREVISTA CON CHICHE GELBLUNG EN CRONICA TV

“El peronismo está en Unidad Ciudadana”, definió ayer la ex presidenta y candidata a senadora por ese fuerza política, Cristina Fernández de Kirchner, durante una entrevista que incluyó largos tramos de relatos de su vida íntima y que volvió a concitar la atención buena parte de la audiencia televisiva y fue el centro de los comentarios de usuarios de las redes sociales.
“El PJ (Partido Justicialista) es solo un instrumento electoral”, agregó para bajarle el tono a la disputa por la representatividad de ese movimiento político en las elecciones legislativas del 22 de octubre próximo, informó ayer el diario Página 12.
Además volvió a cuestionar al gobierno de Mauricio Macri y afirmó que “tiene una política anti industrial declarada”.
Durante una entrevista con Chiche Gelblung por el canal Crónica TV, Cristina hizo hincapié en aclarar que la existencia de tres candidatos peronistas para las bancas por la provincia de Buenos Aires en juego en la Cámara alta “no es una novedad”. Y citó como ejemplo lo que ocurrió en 2003, cuando Néstor Kirchner, Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá compitieron en las presidenciales en fórmulas peronistas. “El peronismo no es el PJ”, insistió.
La ex presidenta reiteró que el motivo por el cual se presentó como candidata a senadora para los próximos comicios fue “por deber”, por ser “la dirigente que mejor medía para el peronismo de la provincia”. “En política, nunca hice lo que quería sino lo que debía”, enfatizó.

“Momentos difíciles”.
También explicó que se presentó “porque se están viviendo momentos muy difíciles” con despidos, caídas en los índices de distintos sectores de la producción y “una política anti industrial declarada” por el gobierno de Cambiemos. “Todos los días hay despidos por goteo, comercios cerrados, endeudamiento, especulación, gente durmiendo en la calle como no se había visto desde hacía tiempo”, enumeró.
Reconoció ser “conciente” de que en caso de llegar a una banca en el Senado no va a poder revertir esa realidad, pero ponderó la posibilidad de ser “representante” de esos sectores. “Muchas de las cosas que pasan no tienen una voz que los represente, y hay personas que podemos hacer más visibles algunas cosas”, recalcó.
Por otra parte, volvió a puntualizar que durante su presidencia ella no fue un instrumento más “de los poderes que nunca se ven”, pero que son los que en verdad condicionan a los gobiernos. “Nunca les tuve miedo”, dijo.

Causas judiciales.
De las causas judiciales abiertas en su contra dijo que son parte de una “persecución” desde que dejó la presidencia y lamentó más las denuncias contra sus hijos que contra ella. “Esta gente -dijo en referencia a quienes la acusan- persigue a mi familia por ser sucesores o integrar la sucesión” producto de la muerte de Néstor Kirchner. “Los hijos de (el ex presidente Fernando) De la Rúa estaban al lado de él cuando se firmó el ‘estado de sitio’, y a mis hijos los persiguen por una sucesión”, comparó.
Además, reiteró que ese dinero que “fue dolarizado” e “todo declarado”. “No me encontraron fondos en Panamá ni en Bahamas”, añadió en alusión a las cuentas halladas a nombre del presidente Mauricio Macri en el marco de la investigación internacional sobre los Panamá Papers.

Funcionarios.
Por otra parte, reiteró que los casos de corrupción denunciados durante su gobierno fueron producto de funcionarios aislados y no de una práctica estructural de su gestión. “Que en un Gobierno haya hechos de corrupción no puede llevarnos a decir que un gobierno es una asociación ilícita”, subrayó.