Inicio El Pais Ponen en funcionamiento un proyecto que genera energía térmica con ramas de...

Ponen en funcionamiento un proyecto que genera energía térmica con ramas de árboles

El Ministerio de Agricultura y la Secretaría de Energía de Nación, junto al apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), transfirieron una empaquetadora de ramas de poda a la Municipalidad de General Viamonte (provincia de Buenos Aires), en el marco del Proyecto para la Promoción de la Energía Derivada de Biomasa.

La página web oficial de la iniciativa, Probiomasa, enumeró los beneficios que otorga tener una empaquetadora de este tipo: «Permite optimizar la gestión del arbolado urbano, mejorar la limpieza y recolección en las calles, disminuir a la mitad los costos de operación, eliminar la necesidad de destinar espacio a la disposición final; y generar energía térmica industrial».

En ese sentido, se subrayó la importancia de cuidar y mantener el arbolado urbano de las ciudades ya que eso redunda en mejores condiciones para la población y para la infraestructura del lugar.

«Un árbol es capaz de absorber hasta 150 kg de CO2 al año, aprovecha el carbono para su crecimiento, disminuye la velocidad del viento, ayuda a regular la temperatura en las ciudades, reduce el consumo de aire acondicionado en hasta un 30% y ahorra en calefacción hasta un 50%», explicaron los responsables gubernamentales del proyecto.

La maquinaria empaquetadora se utiliza entre las operaciones de poda y recolección, y posibilita generar paquetes cilíndricos con las ramas sobrantes. De esta manera, se mejora la densidad de las mismas y se vuelve más simple su transporte, manejo y disposición.

Una vez concluido esa etapa del proceso de mantenimiento del arbolado urbano, los residuos de poda pasan a convertirse en un insumo importante para la industria de la biomasa. Se los puede comercializar en forma de fardo o chips, se pueden implementar sistemas de calefacción en calderas para uso residencial o industrial o desarrollar un programa de leña social para poblaciones vulnerables.

«El combustible obtenido es de excelente calidad y bajo costo permitiendo competir con otros, aún en aquellos casos donde es necesario realizar inversiones en automatización para su consumo (en el caso de industrias o calefacción de grandes superficies)», informa la página citada.

A partir de esta experiencia, General Viamonte pasó a ser un caso ejemplo que puede ser replicado en otras localidades similares. De hecho, los responsables gubernamentales del proyecto ya analizaron 584 localidades aledañas «con similares condiciones climáticas y el modelo arrojó un volumen total de residuos de poda, potencialmente aprovechable para biomasa de 1.045.000 toneladas».

Viamonte tiene 18.232 habitantes, una superficie total de 215.000 m2 y un volumen de material de podas cercano a 1.100 toneladas anuales.

Fotos: probiomasa.gob.ar