“Por el derecho al trabajo”

DESPUES DE UNA DECADA, VOLVIO LA MARCHA DE LA RESISTENCIA

Una multitud acompañó ayer a las Madres de Plaza de Mayo en la primera jornada de la Marcha de la Resistencia que bajo la consigna “Por el derecho al trabajo, resistir sin descansar. Cristina conducción” volvió a ocupar la histórica plaza luego de diez años porque el “enemigo volvió a estar en la Casa de Gobierno”.
A las 17 en punto, hora de la convocatoria, las Madres, con su titular Hebe de Bonafini a la cabeza, comenzaron a marchar escoltadas por una nutrida columna que a paso lento recorrió las calles que circundan Plaza de Mayo.
Después de una década, la Asociación Madres de Plaza de Mayo retomó la histórica marcha de 24 horas de duración inaugurada en plena lucha desesperada contra la dictadura, en 1980 porque el “enemigo volvió a estar en la Casa Rosada”, según definió Bonafini días atrás.

Ultima marcha.
La última marcha, de “despedida”, había sido en 2006, y se había dejado de convocar “por la sencilla razón de que no había más un enemigo en la Casa de Gobierno sino un amigo, que era Néstor”, dijo.
Varios ex funcionarios y dirigentes del kirchnerismo caminaron junto a las madres portando un cartel azul con la consigna de la marcha que culminará mañana, que rezaba en letras blancas: “Por el derecho al trabajo, resistir sin descansar. Cristina conducción”.
Allí estuvieron el ex secretario general de la Presidencia Oscar Parriili; el ex titular de la Afsca y referente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella; el ex embajador en Bolivia, Ariel Basteiro, el ex diputado Carlos Raimundi, los diputados nacionales, Andrés “Cuervo” Larroque y Edgardo Depertri, y la nieta recuperada, Victoria Montenegro, entre otros.

Hebe.
“Esta no es una marcha contra los milicos. Esta no es una marcha de las madres. No vinieron a acompañar a las madres, vinieron a acompañar a los compañeros sin trabajo”, dijo Hebe luego de dar la primera vuelta a la plaza y antes de que las madres -muchas de ellas con más de 80 años- vuelvan a la carpa para descansar porque “ya no podemos caminar”. “Marchen ustedes”, pidió la dirigente a la multitud heterogénea en su franja etaria y compuerta en su mayoría por gente “suelta”.
“Madres de la plaza, el pueblo las abraza”, contestó la gente en una de las consignas más escuchadas durante la marcha que también sirvió para renovar el “abrazo” que el jueves 5 de agosto pasado se convocó para respaldar a Hebe, luego de que el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi intentara detenerla en el marco de la causa Sueños Compartidos. (Télam)