Inicio El Pais Presentaron el Consejo Económico y Social

Presentaron el Consejo Económico y Social

"NO ES POSIBLE PENSAR LA ECONOMIA SIN ETICA" DIJO FERNANDEZ

Alberto Fernández encabezó ayer el acto de presentación del Consejo Económico y Social con un llamado a «repensar el capitalismo» en tiempos de pandemia, sostuvo que «no es posible pensar una economía sin ética» y afirmó que «creer que el secreto es estar el uno contra el otro» ha provocado «una sociedad injusta y desigual». El encuentro se desarrolló en el Centro Cultural Kirchner (CCK), y el mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el secretario de Asuntos Estratégicos y presidente del flamante Consejo, Gustavo Beliz, y sus integrantes que tendrán un plazo de 1.000 días para debatir y encontrar consensos sobre cinco «misiones» prioritarias para el desarrollo nacional.

Ante un público que integrado por empresarios, sindicalistas y dirigentes sociales, Fernández recordó que la primera vez que se encontró con Beliz durante la campaña electoral de 2019, soñaron juntos la conformación de este consejo, pero que la pandemia demoró su concreción.

Según el presidente, al país «no le fue bien creyendo que el secreto es dominar al otro» y reiteró la necesidad de una política con raíces morales y éticas.
«Estar tanto tiempo el uno contra el otro» ha dejado al país «con una sociedad profundamente injusta y desigual. Una sociedad que condena al 40 por ciento a vivir en la pobreza; una sociedad con violencia de género y femicidios ¿Cuánto tiempo más debemos ver la inacción de la justicia y la policía?», se preguntó.

En cuanto a la cuestión económica, «como dice el papa Francisco, la cultura del descarte» nos ha arrastrado «al peor de los mundos», advirtió. «Si bien es cierto que el capitalismo existe, también es cierto que debe ser repensado a la luz de la experiencia que la pandemia nos ha marcado» completó y advirtió que «ai seguimos haciendo lo mismo, solo obtendremos los mismos resultados».

Economía con ética.
«No es posible pensar una economía sin ética. La economía es una ciencia humanista aunque nos hayamos olvidado de eso, y lo primero que debe hacer es poner en valor al hombre y a la mujer en una sociedad», subrayó. En cuanto a los integrantes del Consejo Económico y Social, consideró que fueron «convocados para que de una vez por todas» logremos construir un «país con otra lógica, la del diálogo y el encuentro: no es una mesa para ver qué interés predomina», advirtió. «No tengo idea cuántos opositores hay porque no les pregunté lo que piensan: son de sectores sociales, económicos, de trabajadores, de movimientos sociales. No tengo idea si son oficialistas o no», concluyó.

Antes del acto Fernández, Beliz y los consejeros mantuvieron una reunión privada que duró aproximadamente una hora y que sirvió de presentación institucional.
Posteriormente, el encuentro público fue abierto con el discurso de Beliz, quien afirmó que el nuevo foro fue «largamente reclamado, soñado por diversos actores», se refirió a las ideas de líderes globales, como el sudafricano Nelson Mandela, y sostuvo que el llamado al diálogo, a la escucha de la «sabiduría popular» y a «ser la voz de los que no tienen voz» son consignas habituales del papa Francisco.

Mil días.
«El Consejo tendrá un horizonte de mil días de trabajo, se va a organizar en cinco misiones estratégicas para la vida del país, y cada una tendrá cinco proyectos transformadores para discutir los problemas que hacen al corazón y la esencia de Argentina», anunció. Los integrantes del Foro se reunirán por primera vez durante la primera semana de marzo y serán asesorados por más de 100 investigadores del Conicet y un grupo de expertos internacionales, entre los que figuran los ex presidentes Ricardo Lagos (Chile), Dilma Rousseff (Brasil) y José Mujica (Uruguay), y los economistas Jeffrey Sachs, Luigino Bruni y Rebeca Grynspan.

El Consejo Económico y Social está integrado por 30 integrantes, su función primordial será diseñar políticas a largo plazo y funcionará bajo la presidencia de Gustavo Beliz. Los integrantes serán Alicia Bohren (Universidad de Misiones), José Martins (Bolsa de Cereales), Carolina Castro (UIA) Iván Szech (Camarco), Natalio Grinman (Cámara de Comercio), Hugo Yasky (CTA), Héctor Daer, Carlos Acuña y Antonio Caló (CGT), María del Carmen Battaini (Jujefus), Marcelo Fernández (Cgera); Gerardo Martínez (Uocra) y Sergio Kaufman (Accenture).

También figuran Esteban Castro (UTEP), Ediht Encinas (Conam), Carolina Carrillo y Ana María Llois (Conicet), Marita Carballo (Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas), Delfina Veiravé (Consejo Interuniversitario Argentino), Andrés Rodríguez (UPCN), Beatriz Tourn (CAME-Mujeres), Carlos Achetoni (Federación Agraria Argentina), Ricardo Pignanelli (Smata), Alberto Barbieri (UBA), Sergio Palazzo (La Bancaria) y Paula Bibini (Unión Industrial de Salta).
(Télam)

Cinco misiones
El presidente del flamante Consejo, Gustavo Beliz, explicó que se organizará en “cinco misiones estratégicas para la vida del país”. “El Consejo tendrá un horizonte de mil días de trabajo y se va a organizar en cinco misiones estratégicas para la vida del país, cada una con cinco proyectos transformadores para discutir los problemas que hacen al corazón y la esencia de Argentina”, dijo Beliz.

En primer término se refirió a la “comunidad del cuidado y seguridad nutricional. En los últimos meses hubo una experiencia muy rica que brindó el sistema científico tecnológico, los comedores populares, un conjunto de organizaciones gremiales muy importante, la solidaridad social y sociedad civil. Hay que aprender de esa experiencia y proyectarla como política de Estado”, agregó.

Otra área estará destinada a la “productividad con cohesión social, que aprovechará la experiencia de los ministerios de Producción, Trabajo y Economía” y para la cual se “convocará a todos los sectores” con el objetivo de trabajar en “políticas transformadoras”.
También habrá un sector orientado al cambio climático, ecológico y de desarrollo verde, porque “trabajos y educación del futuro son un tema central al que aportarán muchísimo los integrantes del Consejo”, aclaró. Y por último mencionó la calidad institucional, que propiciará “la capacidad de generar cambios que incorporen una nueva dimensión a la participación ciudadana”.