Inicio El Pais Procesan a Cristina por sobornos

Procesan a Cristina por sobornos

LA EX PRESIDENTA VIAJO A CUBA PARA VISITAR A FLORENCIA KIRCHNER

La Cámara Federal porteña confirmó la ampliación del procesamiento con prisión preventiva contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por presunto cohecho, a raíz de pago de coimas por parte de empresas ferroviarias para obtener subsidios.
De esta manera, la sala I del Tribunal de Apelaciones confirmó «parcialmente» los procesamientos dictados en esta investigación vinculada a la causa por los Cuadernos. Una situación que también alcanzó a los detenidos ex funcionarios kirchneristas Julio De Vido, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.
Asimismo, los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi dieron por probados tres hechos de cohecho y no nueve, como consideró el juez federal Claudio Bonadio al dictar los procesamientos.
En esta pesquisa se investiga el presunto pago indebido a funcionarios por parte de los empresarios titulares de las concesiones de servicios de transporte ferroviario, de un porcentaje de los subsidios recibidos por parte del Estado.
La propia Cámara señaló que dicha maniobra «aparece engarzada dentro de la estructura montada desde la cúpula del Ejecutivo con fines recaudatorios». En ese contexto, los jueces determinaron que la operatoria atravesaría al Ministerio de Planificación Federal y a distintas áreas de su competencia, incluida la Secretaría de Transporte.
Por otra parte, los camaristas revocaron los procesamientos a los empresarios Sergio Taselli, Sergio Claudio Cirigliano y Julio Forastieri, y los dejaron con falta de mérito. Sin embargo, los jueces oredenaron profundizar la investigación sus personas Bonadio había procesado a Taselli y Cirigliano como supuestos organizadores de asociación ilícita y cohecho activo.
En cuanto a los otros empresarios procesados por pago de sobornos para obtener subsidios a los ferrocarriles, Aldo Roggio (Metrovías) y Benjamín Romero (Ferrovías), se confirmó parcialmente la ampliación de su procesamiento por un hecho de cohecho activo. «Según la versión brindada por Roggio y Romero, los pagos se efectuaban por un específico propósito, que consistía en la oportuna obtención de los subsidios», concluyó la Cámara.

Viaje.
Por otra parte, Cristina partió ayer a la mañana rumbo a Cuba para encontrarse con su hija Florencia, que se encuentra bajo tratamiento por un cuadro de linfedema. La candidata a la vicepresidencia del Frente de Todos (FdT) obtuvo permiso de la justicia para viajar ante el juicio por supuesto direccionamiento en la obra pública de Santa Cruz, y postergará la campaña hasta su vuelta, dentro de diez días.
Fernández de Kirchner salió hacia Cuba para reencontrarse con su hija que padece una enfermedad derivada del estrés, que no le permite abordar un avión. Para poder viajar había solicitado a la justicia permiso ante el juicio por la causa de vialidad que comenzó el 20 de mayo con la presencia de la ex mandataria en la sala del Tribunal Oral Federal 2. La dirigente peronista estará al menos una semana en la isla acompañando a su hija y volverá el diez de julio, cuando retomará su agenda legislativa y de campaña.

Censura.
Carlos Beraldi, el abogado de la ex presidenta Cristina Fernández, advirtió que la decisión de la Justicia de no transmitir la audiencia del último lunes constituye un acto de «censura». Es porque el Centro de Información Judicial (CIJ) no difundió las palabras de los defensores, quienes hicieron duros cuestionamientos al tribunal y reclamaron la suspensión y nulidad del proceso.
Si bien el CIJ siguió en vivo las cinco jornadas en las que tuvo lugar la extensa lectura del requerimiento de elevación a juicio, cuando fue el turno de los planteos de las defensas no hubo transmisión. Para Beraldi, se trata de un acto de «censura» ya que sólo se difundió la acusación, mientras que las voces de los abogados de los imputados no se escucharon más allá de las paredes de la sala AMIA de Comodoro Py.
Una acordada de la Corte del año 2008 estableció la normativa para las transmisiones de los juicios orales. Allí se definió que «se permitirá la difusión radial y televisiva de las partes públicas del proceso», es decir, «los actos iniciales del juicio», «la discusión final» y «la lectura de la sentencia en su parte dispositiva y los fundamentos».
En la jornada del lunes hicieron uso de la palabra Beraldi, quien pidió la suspensión del juicio; Maximiliano Rusconi quien planteó la nulidad del proceso y los defensores de Carlos Kirchner, que recusaron al Tribunal. (Ambito.com y Pagina12.com)