Protesta contra Aerolíneas

MEDIDA GREMIAL AFECTO A MAS DE 1.200 PASAJEROS

Aerolíneas Argentinas debió cancelar ayer 20 vuelos en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, como consecuencia de una nueva medida de fuerza de gremios de la actividad aerocomercial que afectó, en este caso, a más de 1.200 pasajeros.
El viernes fue el turno de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), que convocó a “asambleas” en reclamo de mejoras salariales y de condiciones laborales.
Las reprogramaciones ocasionaron demoras durante la mañana, ya que el primer vuelo partió recién a las 10.56 rumbo a la ciudad brasileña de Curitiba.
El 8 de noviembre último, los otros cinco gremios vinculados a la actividad aeroportuaria -pilotos de APLA y UALA, el personal afiliado a la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), y los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA)- habían realizado protestas también con la modalidad de “asambleas”, pero que duraron 11 horas y se hicieron sin aviso previo.
En aquella oportunidad, los sindicatos hicieron que más de 258 vuelos fueran reprogramados y afectaron a unos 31 mil pasajeros.
Pero en esa protesta no había participado el gremio de Aeronavegantes, que representa a los tripulantes de a bordo, que este viernes decidió hacer su propia asamblea.
Las asambleas comenzaron a las 08.00 y finalizaron a las 11.00, y contaron con el respaldo de afiliados de ATE que se desempeñan en la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que plantean reclamos similares a Aeronavegantes.
Ambos sectores exigen la reapertura de paritarias, repudiaron despidos en la compañía Flybondi y el “intento de precarizar funciones en la ANAC”.
“Hemos anunciado nuestra medida con cuatro días de anticipación para que sepan los pasajeros, las empresas y el Gobierno. Sin embargo, no hemos tenido ninguna novedad, no nos han llamado ni nos han citado a una conciliación o una audiencia”, planteó el titular de Aeronavegantes, Juan Pablo Brey.
Recordó, además, que el martes 27 de este mes volverá a haber complicaciones en los vuelos a raíz de las asambleas que se harán entre las 4.00 y las 7.00, medida dispuesta por los gremios del transporte que integran la CATT y que incluirá además los servicios de colectivos, trenes, camiones y portuarios, en rechazo al Impuesto a las Ganancias.

Comunicado.
En un comunicado, Aerolíneas reiteró su “permanente vocación de diálogo con sus trabajadores”, pero rechazó “el cuestionamiento planteado por el sindicato respecto del pago de los salarios de sus empleados.
“La empresa cumplió plenamente con la paritaria que venció el 30 de septiembre de 2018, pagando todos los ajustes previstos. E insiste en sentarse con los sindicatos del sector a discutir el nuevo marco paritario”, indicó la línea de bandera en un comunicado.

Pasajeros.
Los pasajeros afectados fueron habilitados por Aerolíneas para “cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos, o solicitar la devolución del dinero, durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron”.
“Esta medida de fuerza se realizó en el inicio de un fin de semana largo, en el cual la compañía espera trasladar 214.582 pasajeros, un 14% más que el año pasado”, se quejó Aerolíneas.
La empresa estatal recordó que el sindicato de Aeronavegantes realizó una asamblea similar el viernes 2 de este mes, que provocó que la empresa “debiera cancelar 31 vuelos, afectando a 5 mil pasajeros”. (NA)