Pymes: media sanción a ley

BENEFICIOS FISCALES Y AUMENTO DE LOS REPRO

La alianza oficialista Cambiemos consiguió en la madrugada de ayer la media sanción del proyecto de ley de fomento para las inversiones productivas de las micro y Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), que será girado al Senado.
El proyecto, por el cual se crea el Régimen de Fomento de Inversiones para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, obtuvo 196 votos positivos, gracias al apoyo de los representantes de Cambiemos, el Frente Renovador, el bloque Justicialista y del Frente para la Victoria (FpV), y sólo tres negativos.
El programa orientado a un universo de casi 900 mil pymes irá desde el próximo viernes 1 de julio de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2018 y tendrá un costo fiscal estimado de unos 15.000 millones de pesos para el primer año.

Capítulos fundamentales.
La propuesta incluye cinco capítulos fundamentales, entre los que se destacan la incorporación de los Repro (Programas de Recuperación Productiva), que se eleva un 50 por ciento en el caso de las pymes, tal como recomendó el massismo durante su tratamiento en comisión.
Asimismo, se acordó que las micro y pequeñas empresas paguen el IVA a 90 días de facturado, a la vez que se faculta a la AFIP para que haga un sistema simplificado de impuesto para ese sector.
Las pymes que realicen inversiones productivas tendrán derecho a computar como pago a cuenta en concepto de Impuesto a las Ganancias un 10 por ciento sobre el valor de las inversiones productivas, pero no podrá superar el 2 por ciento del promedio de los ingresos netos mensuales obtenidos en concepto de ventas, prestaciones o locaciones de obra o de servicios.

CAME.
El secretario de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CAME), Vicente Lourenzo, calificó como “sumamente positivo” el proyecto de ley de estímulo a las pymes aprobado por la cámara de Diputados y enviado al Senado, ya que a su criterio “ayuda mucho a la paliar la situación preocupante” por la que atraviesa el sector.
Lourenzo elogió la iniciativa ya que “reduce la carga fiscal”, como también “genera instrumentos financieros que llevan a las pymes a aminorar sus costos y obtener mejor plazo para el pago de los créditos”.
También destacó que lo que se pague por impuesto al cheque “va a ser considerado como pago a cuenta de Ganancias”. Lourenzo elogió que “también se derogó el impuesto a la Ganancia Mínima Presunta que se pagaba de manera invariable”.
“Este es el camino para recuperar la situación de las pymes”, consideró Lourenzo, ya que la iniciativa prevé la creación de un mecanismo de asistencia a las empresas en crisis. (Télam)

Compartir