Inicio El Pais "Queremos una sociedad igualitaria"

«Queremos una sociedad igualitaria»

EL PRESIDENTE Y SU GABINETE PARTICIPARON DE LA CAPACITACION EN GENERO Y VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

El presidente Alberto Fernández pidió ayer por «una sociedad igualitaria, con plenitud para todos, más allá de su condición de género y de identidad sexual», al participar junto a su gabinete de la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres y diversidades. «Queremos una sociedad igualitaria, con plenitud para todos más allá de su condición de género y de su identidad sexual, queremos una sociedad donde todos tengan las mismas oportunidades para desarrollarse», explicó el mandatario al intervenir en el cierre de la actividad.
«Me dijeron que hoy (por ayer) venía como alumno», bromeó Fernández, quien lució una corbata verde, al hablar ante los asistentes al curso, cerrado para la prensa, dictado por la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la integrante del Consejo de Asesores de la Presidencia, Dora Barrancos, para ministros, secretarios, subsecretarios y empleados del Estado Nacional.

Capacitación.
La capacitación está prevista en la Ley Micaela, sancionada por el Congreso de la Nación en 2017 y destinada a las personas que se desempeñan en los tres poderes del Estado, en todo el territorio nacional. Sobre el cierre de la actividad, Fernández subió al estrado y compartió algunas reflexiones con Gómez Alcorta y Barrancos, para quien la ley de Identidad de Género constituyó el «bien de exportación más importante» del país de los últimos años.
«Cada vez que le demos derechos a la gente celebremos porque vamos a ser mejores», expresó a su turno el Presidente. «Somos una sociedad pensada y construida a partir del hombre, donde la mujer sólo fue un acompañamiento, descuidando objetivamente que fue parte esencial de la sociedad argentina», marcó.

Desigualdad.
Luego Fernández consideró «muy valioso» lo que «impone» la ley, en cuanto a la «necesidad de que la sociedad tome conciencia de la desigualdad entre el hombre y la mujer y de lo imperdonable de la supremacía del hombre contra la mujer». «Yo entiendo que eso es parte de una cultura que existió durante muchos años pero ahora que nos damos cuenta de lo que pasa no podemos seguir siendo complacientes. Hoy es un día para reflexionar sobre la igualdad no sólo de la mujer con el hombre sino de todos los géneros y del respeto a la diversidad», señaló.
Por último, consideró que «ha sido una muy buena mañana» para él porque «todo el Gobierno escuchó a Dora y Elizabeth sobre cómo debemos actuar para que esa desigualdad se termine de una vez y para siempre».
La Ley Micaela (que ayer cumplió un año desde su promulgación y coincide con el primer mes de gestión del nuevo gobierno) tiene como objetivo promover el desarrollo de un plan de formación continuo para dinamizar la transformación cultural al interior del Estado, que garantice igualdad de oportunidades y derechos.

Cambiar la realidad.
Néstor García, padre de Micaela, la joven de 21 años que fue víctima de un brutal femicidio en 2017, afirmó ayer que trabajará «por los sueños grandiosos» que tenía ella, tras su incorporación al Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, que preside Estela Díaz, como parte del equipo que implementará la ley que lleva el nombre de su hija. «Para mí es un orgullo enorme trabajar por los sueños que tenía Micaela, yo sé que desde el lugar en donde se encuentre lo sigue haciendo», afirmó Néstor García.
En el marco del lanzamiento del Consejo de Articulación de Políticas de Géneros y Diversidad Sexual con los municipios de la provincia de Buenos Aires, la ministra Estela Díaz anunció el jueves que Néstor García será parte del equipo del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual provincial, a cargo de la «Dirección de Capacitación Obligatoria en Género para los tres poderes del Estado», en el marco de la Ley Micaela. «Que el presidente haya ido hoy (por ayer) a la capacitación transmite mucha esperanza de cambiar la realidad, con un compromiso muy firme de él. Tenemos que seguir trabajando para que lo que le pasó a mi hija no le pase a ninguna otra mujer», remarcó García. (Télam)

«Militante de la diversidad»
Micaela García fue víctima de un brutal femicidio a sus 21 años al ser violada y asesinada en abril de 2017 a la salida de una discoteca en la ciudad de Gualeguay, Entre Ríos, por un hombre con antecedentes de haber cometido ataques sexuales. «Nosotros hicimos un gran trabajo desde la fundación (micaelagarcia.org), pero nos dimos cuenta de que quedaba mucho más para dar y somos conscientes de que los cambios que se pueden dar desde el Estado son mucho más grandes que el trabajo a pulmón que veníamos haciendo desde la organización, y que vamos a seguir desarrollando en paralelo», explicó Néstor García. En cuanto a su hija Micaela, a quien llamaban «La Negra», la recordó como «muy militante de la diversidad, los derechos humanos, la política territorial, el sistema educativo, la economía popular, y con mucha responsabilidad». Y remarcó que la perspectiva de género fue algo por lo que Micaela militaba hasta en lo cotidiano, en su casa y con sus hermanos. «Me gustaría que después de cuatro años de gestión pueda estar orgulloso de mi trabajo, pero más allá de mi designación personal sé que los logros son colectivos», destacó.