“Quieren volver a las relaciones carnales”

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, sostuvo ayer en Rosario que “(Sergio) Massa y (Mauricio) Macri quieren volver a las relaciones carnales”, de los años 90 con los Estados Unidos, al referirse a las críticas que ambos dirigentes opositores deslizaron sobre algunos aspectos de la política exterior del gobierno nacional.
“Tanto Massa como Macri tienen una mirada sesgada de las relaciones internacionales. Para ellos, la política exterior es subordinar los intereses nacionales a los designios de las potencias mundiales”, afirmó el ministro, según se indicaron los miembros de su equipo de prensa a través de un comunicado.
El funcionario, que se presenta además como precandidato a presidente, salió al cruce de las declaraciones del jefe de Gobierno porteño que dijo que “peleándonos con el mundo no hay futuro para la Argentina” y del líder del Frente renovador quien sostuvo que “el futuro de Argentina es con el mundo, no contra todo el mundo”

Respuesta.
“Nosotros tenemos otra mirada: queremos una Argentina autónoma, que sea respetada internacionalmente por la defensa de sus derechos soberanos” dijo Rossi, en respuesta a las declaraciones radiales de los dirigentes opositores que cuestionaron la vehemencia del último discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ante la Asamblea General de Naciones Unidas.
“No lo dicen, pero en el fondo, la mirada que tienen Massa y Macri del mundo empieza y termina en los Estados Unidos”, consideró el Ministro de Defensa. Y agregó: “hablan de multilateralidad, pero en realidad quieren volver a las relaciones carnales”.
Las declaraciones de Rossi encuentra respaldo, por ejemplo, en las giras del diputado Massa quien, en lo que va del año, ya vistió 2 veces los Estados Unidos, aunque no fueran viajes previstos en su agenda legislativa.
El candidato por el Frente para la Victoria consideró que “el próximo presidente tiene que seguir el camino de Néstor (Kirchner) y Cristina, profundizando la integración regional a través del Mercosur y la Unasur”. (Télam)