Inicio El Pais Quirós admite que CABA no pudo comprar vacunas

Quirós admite que CABA no pudo comprar vacunas

LABORATORIOS NO VENDEN

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, confirmó que el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires inició gestiones para adquirir vacunas contra el Covid 19 pero los laboratorios le informaron que no podían firmar contratos con «estados subnacionales» hasta no cumplir sus compromisos con los estados nacionales.
En una entrevista que brindó al canal América TV el miércoles pasado, Quirós reveló que el gobierno porteño se encontraba en tratativas con tres empresas privadas para la compra de vacunas. «Nosotros desde el primer día nos relacionamos con todos los fabricantes de vacunas del mundo», dijo.
Sin embargo, estas empresas respondieron que «aún no habían podido cumplir con los compromisos con los estados nacionales, por lo cual hasta que no terminen esos compromisos no podían dialogar sobre los nuevos compromisos con estados subnacionales», según las palabras del propio ministro.
Quirós afirmó que la decisión de priorizar la entrega de vacunas a los estados nacionales «efectivamente es una política global de esas empresas en el mundo», y añadió que desde el gobierno porteño están «explorando todas las posibilidades que hay, no solo para el corto plazo, porque ahora en el corto plazo hay cierto flujo de vacunas, sino además para ser una opción más en la compra en el mediano y en el largo plazos». También, destacó la producción nacional de vacunas, y sostuvo que «es un avance para el desarrollo científico técnico argentino».
En tanto, la Legislatura porteña debatió ayer el proyecto impulsado por el Ejecutivo local para la compra de vacunas. La iniciativa fue remitida hace más de una semana y su redacción original fue modificado tras el retiro de un artículo que incluía a » conductas negligentes» por parte de las empresas farmacéuticas entre las causales para los reclamos indemnizatorios por parte del Estado.

Santa Fe tampoco pudo.
En las últimas semanas, la oposición pampeana ha insistido para que el gobierno provincial compre vacunas. Sin embargo, lo ocurrido con las autoridades porteñas y un episodio ocurrido en Santa Fe terminaron por darle la razón al gobernador Sergio Ziliotto. Su par santafesino, Omar Perotti, intentó adquirir dosis por su cuenta pero reconoció que no hay stock disponible.
Pese a que casi todas las semanas llegan vuelos cargados de vacunas, los y las principales referentes a nivel nacional insisten en que las provincias o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires adquieran dosis por su cuenta, ignorando deliberadamente el escenario de escasez y concentración existente en el mundo. En esa línea se inscriben los pedidos de la oposición pampeana, que le han solicitado en más de una oportunidad a Ziliotto que salga a comprar vacunas.
El mandatario ha sido tajante en cada una de sus respuestas: La Pampa no va a salir a comprar vacunas. A su vez, el ministro de Salud, Mario Rubén Kohan, recientemente explicó que no se pueden comprar «con la misma facilidad con la que voy a comprar clavos ya que las empresas dijeron que les venden únicamente a los Estados nacionales, no a particulares ni a las provincias».

Un ejemplo.
Si bien estos argumentos se han repetido en conferencias de prensa y entrevistas, la postura de la oposición no cambió. Sin embargo, los episodios registrados en Santa Fe y en CABA respaldan los argumentos esgrimidos por el gobierno de La Pampa y deberían servir para tomar nota.
El gobernador de esa provincia, Omar Perotti, afirmó que tienen «la plata y la decisión» para comprar dos millones de dosis de vacunas contra el Covid-19, pero reconoció que no hay stock disponible.
«No hay vacunas que uno pueda ir con la plata y comprarlas. Aún cuando tengamos el dinero, eso no existe», dijo Perotti en declaraciones a la radio de la Universidad de Santa Fe y replicadas por Perfil. El mandatario santafesino explicó que las gestiones se iniciaron hace más de dos meses y reconoció que enfrentan dificultades tanto en el proceso de compra como en las negociaciones, dado que «existen muchos intermediarios que ofrecen lo que no tienen y que no dan garantías».
En esa línea, remarcó que «no es un problema de plata ni de decisión, sino de seriedad en la operación». Además, señaló que «puede haber vacunas para septiembre u octubre, pero para ahora, no».

No es sencillo.
Por otro lado, el gobernador aseguró que la compra no es una operación sencilla ya que incluye detectar el laboratorio, que la vacuna esté validada por Anmat, que tenga calidad en origen, y, por último, chequear su trazabilidad en el traslado hasta Argentina. «Todo esto para que tengamos vacunas seguras», amplió.
«Nosotros ya iniciamos el proceso y la provincia cuenta con organismos inscriptos para poder hacer la importación», reveló Perotti, quien luego recordó que a la Argentina llegaron 17 de las 65 millones de dosis por las que firmó contrato.
Finalmente, durante la entrevista Perotti elogió la aprobación de una ley provincial que regula el proceso de adquisición de vacunas contra el Covid-19, dado que consideró que otorga «tranquilidad» en la compra, considerando el escándalo por la vacunación de funcionarios del ministerio de Cultura local el pasado abril.