Inicio El Pais Regreso a la playa en Monte

Regreso a la playa en Monte

DESPUES DE 50 DIAS PERMITIERON CAMINAR Y CORRER

Sin casos registrados de coronavirus desde que se declaró la pandemia, la ciudad de Monte Hermoso permitió a sus pobladores regresar a la playa para realizar actividades recreativas, algo que estaba vedado desde el 20 de marzo. «Monte Hermoso habilitó la hora de esparcimiento en la playa para caminantes y runners», informó el municipio de la ciudad balnearia sobre lo ocurrido el último fin de semana.
La medida, como ocurre en muchos puntos del país, responde a la decisión de flexibilizar la cuarentena dispuesta por los gobiernos nacionales, provinciales y locales para los distritos donde no existieron casos o donde la situación epidemiológica presenta bajas o nulas cifras de contagios.
Las vecinas y los vecinos pudieron caminar y correr por la playa respetando el distanciamiento y llevando barbijos, tal como anunció el viernes de la semana pasada el intendente Enrique Alejandro Dichiara.
Monte Hermoso, uno de los lugares más elegidos por los pampeanos para veranear, había abierto la posibilidad de salidas recreativas pero solo a 500 metros de los domicilios y sin incluir la playa, plazas o parques.
Ahora, sí se incluyó la costa para caminar o correr -sin importar la distancia respecto del lugar de residencia-, pero respetando una división de la ciudad en dos zonas, de acuerdo a la cual los días martes, jueves y sábados, salen quienes viven de la calle Luzuriaga hacia el este y miércoles, viernes y domingo, los que están al oeste de esa arteria.
Las medidas de flexibilización aun no incluyen las actividades de pesca ni deportes acuáticos, las cuales continúan inhabilitadas.
En declaraciones a LU2 Radio Bahía Blanca, el secretario de Salud de la ciudad, el médico Jorge Busca, dijo que lo sorprendió la cantidad de gente que bajó a la playa. «Se notó que los vecinos estaban necesitados de salir», dijo. El funcionario dijo que la medida de flexibilizar aun más el esparcimiento se logró gracias al buen comportamiento de la población durante la cuarentena.
«La prueba piloto fue satisfactoria, así que entendimos que se podía permitir el acceso a la playa en forma individual o por parejas, siempre con barbijo y todas las medidas de precaución», dijo Busca.