Repudiaron la violencia institucional

Funcionarios del Poder Judicial repudiaron ayer la violencia institucional y admitieron la responsabilidad de ese poder del Estado en casos de apremios ilegales, tortura y represión ejercida por agentes penitenciarios y policías en cárceles y comisarías, durante un encuentro organizado en el Congreso Nacional.
La Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, declaró que el sistema judicial “no puede llenarse la boca con la defensa de los derechos humanos mientras se tortura en las cárceles y desaparecen jóvenes detenidos”.
Gils Carbó se pronunció así al participar del Encuentro sobre Violencia Institucional que se realizó esta tarde en carpas instaladas en la Plaza de los Dos Congresos, luego de un debate inicial realizado al mediodía en el Parlamento.
“La Justicia, para ser legítima, debe ser universal para toda la sociedad”, declaró Gils Carbó, en un panel que compartió con la defensora General, Stella Maris Martínez; con el titular de la Comisión Provincial de la Memoria, Hugo Cañón; con el fiscal Abel Córdoba; y con Raquel Wittis, madre de Mariano, un joven asesinado en el 2000 por la policía, que lo confundió con un ladrón.
Tanto la Procuradora como Martínez, Córdoba y Cañón coincidieron en admitir cierta responsabilidad del Poder Judicial en casos de violencia institucional. (Télam)