Repudio a los “opo-oficialistas”

JORGE CAPITANICH, CONTRA PICHETTO, MASSA, URTUBEY Y SCHIARETTI

“Opo-oficialistas que no han defendido las banderas históricas del justicialismo”, así definió el ex jefe de Gabinete Jorge Capitanich al titular de la bancada peronista en el Senado, Miguel Pichetto, a los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey, y de Córdoba, y Juan Schiaretti, y al líder de 1País, Sergio Massa.
La dura crítica del intendente de Resistencia a ese grupo de dirigentes que mantiene un diálogo más que fluido con la Casa Rosada tuvo un particular énfasis en Pichetto, quien desde el advenimiento de Cambiemos se alejó del perfil peronista que defendió durante los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner. “Es el opositor elegido por el Gobierno, por lo tanto deja de ser un opositor confiable para la oposición”, definió Capitanich.
Luego se refirió a Urtubey, Schiaretti y Massa. “Han optado por la llamada ancha avenida del medio siendo opo-oficialistas”, cuestionó. A todos los acusó de “no haber defendido lo que a mi juicio son banderas históricas del justicialismo”.
“El principal problema de muchos miembros que pertenecen a este gran espacio denominado peronismo -evaluó durante una entrevista por FM La Patriada- es que, efectivamente, adscriben al neoliberalismo imperante desde el Gobierno.”
Además, el ex gobernador del Chaco resaltó la vigencia de la figura política de Cristina Kirchner, a quien rescató como una de las conductoras del peronismo. “Pese a toda la adversidad y a la campaña sistemática de difamación, obtuvo el 37 por ciento de los votos en el principal distrito electoral de la Argentina”, argumentó.

“Rearmarse”.
Dirigentes del justicialismo coincidieron ayer en que el partido necesita “rearmarse”, al reconocer que atraviesan un momento “difícil”, y se mostraron optimistas, aunque algunos estiman que la gravitación de Cristina puede “interferir” en ese proceso.
Respecto de ese último punto, Urtubey desestimó que Cristina esté “terminada” como figura política y explicó: “No coincido en casi nada de lo que plantea, pero hay un sector de los argentinos que ha confiado en ella”. (NA)