Rescataron perros hacinados en Boedo

Un total de 18 perros que se encontraban desnutridos fueron rescatados de un domicilio del barrio porteño de Boedo.

El procedimiento fue realizado en las últimas horas por efectivos de la Policía de la Ciudad en una propiedad situada en Inclán al 3300.

Los uniformados llegaron al lugar para cumplir con una orden de la Unidad Fiscal de Materia Ambiental (EFEMA), a cargo del fiscal Matías Michienzi, que intervino a raíz de una denuncia de vecinos que daban cuenta de las malas condiciones en las que se encontraban los animales.

Según explicó la oficial mayor Celeste Cano, de la Policía de la Ciudad, los vecinos se quejaban además de que los habitantes del lugar “arrojaban heces a la vía pública”.

La denuncia indicaba que a los perros que vivían en el lugar se los sometía actos de crueldad animal, penados por la Ley Nacional 14.346 de “Malos Tratos y Actos de Crueldad a los Animales”.

Los policías de la división Exposiciones de la Policía de la Ciudad, con la cooperación de la división Canes y agentes de Higiene Urbana, se encontraron en el domicilio allanado con un matrimonio mayor de edad que convivía con 18 perros.

Los animales se hallaban en un hábitat insalubre, por lo que se convocó a veterinarios de la Gerencia Operativa de Sanidad de Mascotas de la Ciudad.

Los profesionales comprobaron que los perros se encontraban en deplorable estado de salud, mal alimentados y con una notoria falta de aseo, indicaron los encargados del procedimiento.

La fiscalía actuante dispuso que los perros sean trasladados a los refugios de “Aprodea” y “La Banda de Sarita” en carácter de depositarios judiciales, en tanto que la pareja responsables deberá presentarse a prestar declaración.

“Se trata de un matrimonio de acumuladores, se los intimó a que mejoren las condiciones de higiene y reduzcan la población animal, no sólo por la salud de ellos y los perros, sino por la de los vecinos en general”, explicó la oficial Cano. (NA).

FOTO: EL INTRANSIGENTE.