Inicio El Pais Restituirán los restos de 8 integrantes de pueblos originarios el próximo sábado

Restituirán los restos de 8 integrantes de pueblos originarios el próximo sábado

Los restos óseos de ocho miembros de pueblos originarios serán restituidos por el Gobierno bonaerense a la Comunidad Indígena de Punta Querandí, de Tigre, el próximo sábado, para que reciban sepultura según los rituales ancestrales, informó hoy el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas de Nación (INAI).

Se trata de un hombre, de entre 35 a 50 años, que fue exhumado del territorio comunitario de Punta Querandí en 1990; de una mujer, de aproximadamente 20 años, exhumada también en 1990 pero del sitio arqueológico La Bellaca, y cinco adultos y un menor, exhumados en el sitio arqueológico La Bellaca II, todos dentro del municipio de Tigre, precisó a Télam el antropólogo del INAI, Fernando Pepe.

La Comunidad Indígena de Punta Querandí reclamaba, desde el 2009, que Patrimonio de la provincia de Buenos Aires le restituya los restos humanos y finalmente este 6 de marzo serán restituidos, convirtiéndose en la restitución masiva más importante que se realizará en la provincia de Buenos Aires.

La restitución será el sábado 6 de marzo a la mañana, en la sede del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (Inapl) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya que si bien los restos son patrimonio del Gobierno provincial se encuentran en custodia en dicha institución porque los arqueólogos que los exhumaron tienen el lugar de trabajo allí.

Los restos serán entregados a los referentes del Consejo de Ancianos de la comunidad, Santiago Chará y Reinaldo Roa.

En la ceremonia participarán la presidenta del Inapl, Leonor Acuña; la titular del INAI, Magdalena Odarda; el subsecretario de Derechos Humanos provincial, Matías Moreno; el secretario ejecutivo del Consejo Provincial de Asuntos Indígenas (CPAI), Nehuén Sosa; el coordinador del Programa Nacional de Identificación de Restos Humanos Indígenas, Fernando Miguel Pepe, autoridades del municipio de Tigre y dirigentes comunitarios invitados por la comunidad.

Tras la entrega de los restos, que se realizará a puertas cerradas y con estrictas medidas de protocolo vigentes por la pandemia, está previsto que la comunidad realice una ceremonia antes de partir hacia el Municipio de Tigre.

Fernando Pepe dijo a Télam que «estamos muy orgullosos de poder acompañar nuevamente a las comunidades en una restitución, que en este caso particular es un victoria muy anhelada por la comunidad, que mantuvo durante 11 largos años el reclamo ante los arqueólogos de la provincia sin dejar ni un segundo de luchar por sus derechos».

«Ya organizamos con ésta 17 restituciones, y si bien cada una es diferente porque son diferentes los pueblos y sus cosmovisiones, todas son victorias que ahora se alinean con la reparación histórica que propuso el lunes último el presidente Alberto Fernández en el discurso inaugural de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, y eso no es menor. Desde el INAI vamos a poner nuestro granito de maíz para que este objetivo se logre», enfatizó el antropólogo.

Por su parte, Jasuka Roa, del Consejo de Mujeres de Punta Querandí, explicó la importancia del acontecimiento desde el lado espiritual al afirmar que «son lugares que fueron profanados».

«En Buenos Aires siempre se intentó tapar la historia indígena debajo del cemento y en esta zona fueron los barrios privados, que se construyeron arriba de los territorios sagrados. Se destruyeron muchos cementerios y sitios arqueológicos», destacó.

Consideró que «devolver los cuerpos a sus lugares, con el acompañamiento de la parte estatal, Municipio, Provincia y Nación, es un paso grande porque se termina reconociendo que Tigre y Buenos Aires son territorio indígena».

Sin embargo, afirmó que «hay mucho más por pelear», e incluyó entre los objetivos a conseguir la recuperación de otros 42 cuerpos retirados en excavaciones realizadas en 1925 en el sitio arqueológico Arroyo Sarandí, espacio finalmente destruido a fines de los ’90 por la mega urbanización Nordelta.

«Me siento feliz porque nuestros antepasados van a ser devueltos a sus lugares de pertenencia», concluyó Santiago Chara del Consejo de Ancianos de Punta Querandí. (Télam)