Robo y destrozos en sede de Madres de Plaza de Mayo

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, denunció ayer importantes destrozos en la sede de la asociación en la Capital por individuos que ingresaron al lugar en la tarde del sábado. Según peritos de la policía científica, las puertas de la sede fueron forzadas de adentro hacia fuera, por lo que se presume que los individuos -serían tres según las huellas tomadas- ingresaron a la sede durante el sábado y permanecieron allí cuando ésta fue cerrada a la noche.
Hebe de Bonafini dijo que “esto es una señal. A mi hija le dijeron ‘estamos volviendo’. Nos están diciendo ‘estamos aquí, estamos volviendo y te rompemos todo lo que queremos”.
Según pudo establecerse, quienes irrumpieron en la sede de las Madres, revisaron el escritorio de Bonafini y robaron 30 pesos de una cartera, su pañuelo y una agenda. También tomaron un sobre con 5.000 pesos, pero no robaron cheques al portador por 7.000 pesos destinados al pago del personal de la radio y tampoco televisores, DVD y consolas que se encuentran en el sector de prensa y audiovisuales.
“La Justicia debe encontrar rápido a los culpables de esto. Yo no quiero custodia ni nada parecido”, declaró Bonafini a la radio que poseen las Madres. Además, vinculó la agresión a un editorial difundido días atrás en el que reclamó que la Armada brinde datos para agilizar la investigación por la denominada Masacre de Trelew, cometida en 1972. La titular de las Madres de Plaza de Mayo responsabilizó por los destrozos a presuntos sectores de la ultraderecha ligados a las fuerzas armadas que “están activos”, según sostuvo.

Robo.
La institución calificó de acto de “amedrentamiento” al episodio, producido días después de que la titular de Madres de Plaza de Mayo denunciara que su hija recibió reiteradas amenazas telefónicas.
“Rompieron todo, abrieron los cajones, violaron las cerraduras, rompieron las puertas, revolvieron todo y no se llevaron nada. Apenas algunos pesos que tenía en la oficina, un bolsito donde tengo el pañuelo con el que voy los jueves a la Plaza, un libreta con direcciones, pero nada más” detalló. A su vez, la dirigente social subrayó que “ni siquiera se llevaron los cheques para pagar al personal de la radio” de las Madres, que se encontraban en la oficina administrativa.
Bonafini informó que se comunicó con el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, quien dispuso el envío de la policía científica. La titular de Madres fue alertada ayer a la mañana por los
coordinadores de la feria de las Madres, que está instalada en Plaza Congreso, quienes le informaron que habían visto las puertas forzadas.
Los destrozos fueron provocados en el sector donde funciona la Universidad de las Madres y la secretaría de prensa, informó Bonafini. “A mi hija le dijeron ‘estamos volviendo y las vamos a liquidar a tu madre y a vos’. Y esto es lo que está ocurriendo porque, entraron a la Casa de las Madres, a Prensa Madres y al lugar de la Universidad”, insistió Bonafini mediante un comunicado.
(Télam)