domingo, 22 septiembre 2019
Inicio El Pais San Juan, otro lugar que no elige "reinas"

San Juan, otro lugar que no elige «reinas»

CAMBIO IMPULSADO DESDE EL ESTADO

La decisión fue tajante: la figura de la Reina Nacional del Sol, una de las fiestas más popular de la provincia de San Juan, será parte del pasado desde el año próximo. En la edición 2020 de la Fiesta se sustituirá ese concepto por el «embajadora», un cambio que sintoniza los nuevos tiempos y corre el eje de atención de lo estético para centrarse en una mirada integral de las postulantes.
«Hemos hecho transformaciones importantes. Hace ya años que venimos trabajando el hecho de que no prevalezca el concepto estético en la elección», explicó la ministra de Turismo de San Juan, Claudia Grinszpan, ferviente impulsora del cambio. «Serán embajadoras: queremos dejar de poner el acento en lo estético. Tampoco habrán atributos», anticipó.
«Este año justamente hemos colocado un slogan importante: ‘Reina de tu propia vida’. El tema de este año es la evolución. Ya habíamos cambiado costumbres, por ejemplo, en los desfiles que las chicas hacen ante la sociedad ya no hay vestidos de noche, sino ropa más casual y urbana».
«Hemos escuchado a diferentes instituciones y también las expresiones de la gente en las redes sociales, y decidimos dejar que sea el concepto de ‘reina’ el que represente a la persona que tiene que hablar y representar a la provincia de San Juan turísticamente».
A partir de ahora, las chicas que se presenten a estos certámenes, por lo menos los organizados por el Ministerio de Turismo sanjuanino, revestirán como «embajadoras» de esa provincia. «Una persona que más allá de lo estético, de la edad que tenga, de que sea casada, soltera, embarazada o madre; sea una persona que tenga la capacidad de comunicar su pasión por San Juan y pueda trabajar en las ferias codo a codo con el equipo», explicó la funcionaria.

Sin capa ni corona.
Además de los cambios en la figura de la candidata, cada mujer que se presente tendrá que presentar un proyecto social, turístico o cultural para su departamento y poder defenderlo: esto será tenido en cuenta a la hora de elegir una embajadora para San Juan.
«Al cambiar el nombre de reina al de embajadora, el concepto de la capa, el cetro y la corona no entra. Lo estético puede existir, no estamos en contra de esto. Pero no puede ser el peso específico de esa representatividad», especificó la ministra provincial.
Esta innovación encuadra en un debate que cada tanto se instala con fuerza en los medios de comunicación y otros espacios sociales, y que gira en torno a lo anacrónico que han quedado estos concursos de belleza y la necesidad de repensarlos.
En algunas provincias y municipalidades, directamente se han eliminado; en otras, la tendencia no es tan extrema sino que busca una mirada más amplia, donde el rostro de la postulante y sus medidas corporales no sean el parámetro para medir su belleza.