San Sebastián distinguió a Ricardo Darín

El Festival de cine de San Sebastián se rindió ayer ante el carisma del actor argentino Ricardo Darín, honrado con el premio honorífico Donostia por su trayectoria, que lo ha vuelto un rostro fundamental de la filmografía latinoamericana.
Apenas el segundo latinoamericano en recibir el premio del festival donostiarra, considerado el de mayor peso del mundo hispano, Darín dijo estar “muy emocionado”, en una rueda de prensa en la que se mostró bromista y afable.
“Téngannos un poco de misericordia en las eliminatorias” mundialistas, pidió a un periodista peruano, a días del partido clave Argentina-Perú del 5 de octubre y le dijo “I love you” (te amo) a un reportero que le hizo una pregunta en inglés que no entendió.
En tono más serio, el actor de 60 años dijo que el Donostia le obliga a “mirar hacia atrás, cosa que normalmente no hago”, para ir “ineludiblemente recordando cosas, sensaciones, abrazos, amores, en fin, es muy lindo”.
Multifacético actor de cine, televisión y teatro, resaltó “esa sensación vertiginosa de encarar cada historia, cada proyecto sin sentirte en esto que se llama la zona de confort, que puede ser mala consejera y engañosa”.
El premio honorífico corona una estrecha relación de Darín con el festival donostiarra, que se ha ido enamorando del argentino con sus sucesivas visitas, ya fuera para presentar películas, ser parte del jurado o ganar la Concha de Plata al mejor actor por “Truman” (2015). (NA)