Inicio El Pais Sarfo ganó el premio UTTA en tiempo récord en Tucumán

Sarfo ganó el premio UTTA en tiempo récord en Tucumán

El potrillo se impuso por varios cuerpos en el regreso de las carreras al hipódromo del óvalo de la Avenida Irineo Leguisamo.

Sin espectadores, pero con la pasión intacta. Así volvieron las carreras en el hipódromo de Tucumán este jueves, con otra fecha icónica promovida desde el interior del país. En medio de la pandemia por el coronavirus, el óvalo de la Avenida Irineo Leguisamo concretó su reapertura con los protocolos establecidos y entre sus 13 competencias ofreció una con la denominación de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines, que fue ganada por el potrillo Sarfo en tiempo récord.

Los festejos se extendieron hasta Salta, donde residen sus dueños, la familia Haddad, y los gritos se escucharon en todo el país, que siguió las imágenes de alta calidad desde el canal de YouTube del hipódromo y algunas agencias habilitadas. Incluso en Santa Fe, por ejemplo, apostando directamente al totalizador tucumano por una gestión de la UTTA, liderada por su Secretario General Carlos Felice.

En una gran demostración de clase, el ejemplar de la caballeriza El Califa llegó a la punta en la recta final, tras quedar algo comprometido en el inicio, y con libertad fue una máquina de sacar ventajas, con gran impulso y sin que su jockey, José Vizcarra, necesitara exigirlo más de lo necesario. Antes de trasponer la meta, Sarfo ya había sido contenido por el joven piloto y, así y todo, marcó 58s 2/5, la nueva plusmarca para los 1000 metros con codo. Fue el segundo triunfo, ambos con récord, para el hijo de Equal Talent y Vitroka, que el 1 de marzo ya había dejado su marca con un éxito en 38s 4/5 los 700 metros.

Para el jinete fue una vuelta a la competencia que superó las expectativas: se impuso en otras tres carreras, incluido el Clásico 105º Aniversario Caja Popular de Ahorros de Tucumán, con Teenek, el caballo del stud Seba y Cami que alcanzó por dos cuerpos su segundo éxito clásico oficial. Antes, el piloto, de flamantes 20 años, había vencido en dos compromisos condicionales.

Siempre presente, y en su trabajo constante por un turf federal, la UTTA ofreció trofeos a los vencedores, de manos del delegado de personal, Mario Sosa Reto, y recibidos por Vizcarra y el entrenador Víctor Pedraza, en un estricto protocolo de tapabocas y distancia social.