viernes, 18 septiembre 2020
Inicio El Pais "Se cayó y murió en mis brazos"

«Se cayó y murió en mis brazos»

La esposa del trabajador de la AFIP que fue asesinado de una puñalada mientras le robaban su bicimoto el sábado pasado cuando circulaba por el partido de Hurlingham, crimen por el que hay dos hombres detenidos, contó hoy lunes que tras el hecho su marido llegó a avisarle que lo habían atacado y que murió en sus brazos antes de ser trasladado a un hospital.

«Me dijo que lo habían asaltado, que lo apuñalaron, y se tocó, se apretó y estaba lleno de sangre, yo no sabía qué hacer», relató en diálogo con el canal de noticias TN la mujer de Mariano Figueroa, Gladys, sobre el momento en que la víctima se acercó hasta su casa luego de haber sido atacado por los ladrones.

Gladys explicó que llamó a la Policía para que llevaran a su esposo a algún centro asistencial de la zona, pero que Figueroa falleció antes de la llegada de la ambulancia al lugar: «Se cayó, se murió en mis brazos», recordó.

Por otro lado, el cuñado de la víctima comentó que conocen a los imputados por el crimen, Lautaro Nicolás Fernández (41) y su sobrino, Marcos Andrés Frizzo (32), ya que viven «a dos cuadras» del domicilio de Mariano.

«El dolor es saber que es gente que uno conoce, no puede ser que no se hayan dado cuenta de que era Mariano, nos arrebataron su presencia por nada», concluyó. (Télam).

FOTO: MARIANO FIGUEROA. (TELEFE NOTICIAS).