Se cumple este jueves un año de la desaparición del ARA San Juan

Al cumplirse este jueves un año de la desaparición del submarino “ARA San Juan”, las responsabilidades en la cadena de mando serán muy difíciles de establecer debido a que el Ministerio de Defensa anuló la investigación interna ordenada en su momento, dijo hoy la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez.

En diálogo con NA, la magistrada lamentó que esa investigación interna que llevaba adelante la cartera de Defensa fue anulada hace un mes, ya que “hubiese sido importante que la siguieran para saber qué entendía la Armada sobre quiénes eran los responsables” algo que hubiera sido de gran ayuda para la instrucción penal.

“Hace un mes el Ministerio de Defensa anuló la investigación y quedó todo en cero. Entendieron que era arbitraria y ordenaron anularla. La investigación anulada la tengo, pero para mí hubiese sido importante que la siguieran para saber qué entendía la Armada de quiénes eran los responsables”, indicó Yañez.

Con respecto al sumario interno que comenzó a investigar el ex jefe de la Armada almirante Marcelo Srur y que sostiene que el submarino “no estaba en condiciones de navegar”, la jueza sostuvo que para llevarlo adelante “usaron más del plazo establecido para hacerlo y lo terminaron anulando”, ya que el tiempo que contaban para hacerlo era de seis meses.

En la causa de 15 cuerpos que tiene a su cargo la jueza de Caleta Olivia, caratulada “averiguación de ilícito”, ya declararon unas 70 personas desde el ex almirante Srur, varios ex comandantes, tripulantes del San Juan que no subieron en ese viaje, otros submarinistas, el vocero de la Armada Enrique Balbi, y el ministro de Defensa Oscar Aguad que lo hizo mediante oficio.

“Aguad declaró pero esto fue muy al principio y sólo respondió cómo se enteró de la desaparición y si en ese momento dio alguna orden. Pero eso fue muy muy al principio”, señaló Yañez, que agregó que también declaró personal encargado de la reaparición de media vida del submarino, que informaron sobre lo que se tenía que reparar y lo que se hizo y lo que no.

Consultada sobre el avance la causa, la magistrada dijo: “No me puedo precipitar, porque si lo hago sería la ‘Gran Otranto’ en el caso Maldonado. Por eso necesito terminar la instrucción y para eso hay que actuar con suma prudencia, porque es una causa en la que se investiga un arma de guerra militar desaparecida en la que iban 44 servidores públicos trabajando para la patria”.

La jueza remarcó que sería muy importante que declaren los familiares de la tripulación que hasta el momento no lo hicieron por considerarse que “tienen que estar emocionalmente en condiciones. No descartamos que venga la mayor cantidad de familiares”.

Cuando se cumplieron seis meses de la desaparición del submarino, Luis Tagliapetra, padre de uno de los tripulantes del “ARA San Juan” y que participa de la búsqueda del navío en el mar arriba del buque de la empresa Ocean Infinity, había dicho a NA que lo que se sabía hasta ese momento, por la investigación judicial, era que el submarino no estaba en condiciones de la realizar la misión que le habían encomendado y que lo tenían que reparar.

Si bien la magistrada no quiso responder si esa es la hipótesis más fuerte de trabajo, confirmó que para los próximos día citó a declarar a los jefes de los arsenales para cotejar los allanamientos que ya se realizaron y para saber qué problema fue solucionado en el submarino y cuál no antes de partir.

“Seguimos llevando adelante medidas ya que tengo que corroborar la gravedad y cuáles eran las anomalías que presentaba y las consecuencias de lo que podía pasar”, concluyó en el diálogo con NA. (NA).