Inicio El Pais Se disparó el dólar y Macri "no se hace cargo"

Se disparó el dólar y Macri «no se hace cargo»

¿EL GOBIERNO APUESTA A UN ESTALLIDO ECONOMICO PARA DISCIPLINAR A LOS VOTANTES EN OCTUBRE?

En una jornada signada por la incertidumbre tras el aplastante triunfo de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner (Frente de Todos) el domingo en las elecciones PASO, el dólar escaló ayer $10,75 a $57,30 (el alza diaria más alta desde la salida del cepo en diciembre de 2015) en bancos y agencias de la city porteña. Sucedió en una rueda en la que el Banco Central desplegó toda su artillería para morigerar la disparada, con venta de reservas propias (por primera vez desde septiembre de 2018), intervención en futuros y con una tasa récord de 74,752%.
En el Banco Nación, el dólar se vendió a $55. Mientras que la cotización más elevada del día la tuvo el Banco ICBC con un precio de venta de $66 (finalmente cerró a $57). Se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa voló y se vendió a $53 (un alza de 17,1% o $7,75), luego de alcanzar un récord intradiario de $65.

Valores.
En la primera subasta el precio promedio fue de $55,431 y el mínimo de $55; en la segunda, el precio promedio fue de $ 54,755 y el mínimo de $54,50, mientras que en la tercera, el precio promedio fue de $53 y el mínimo de $53. Asimismo, el BCRA subastó otros U$S 60 millones a cuenta del Tesoro. De esta manera, la autoridad monetaria buscó abastecer la demanda del mercado luego de una derrota del oficialismo en la elección primaria.
Los valores máximos de la jornada se anotaron en la primera parte del día, cuando puntuales operaciones se pactaron en los $60, un aumento de catorce pesos setenta y cinco centavos respecto del cierre anterior. En ese marco, la poca oferta genuina fue suplida desde temprano por las intervenciones oficiales, que a las reiteradas ventas en los mercados de futuros, añadió la realización de subastas por cuenta propia con ventas en el segmento de contado que, sumadas a la fuerte suba de la tasa de interés de las Leliq, forzaron una baja de los precios hasta que tocaron mínimos en los $53.
El volumen operado fue de U$S 550 millones, un 37% menos que el viernes ante la consecuencia de la incertidumbre y de la volatilidad de los precios.

Riesgo país.
En tanto, el riesgo país trepó ayer un 68,2% a 1.467 puntos básicos en una jornada confusa con la distribución del índice medido por el JP Morgan. La profunda caída de los bonos repercutió en la disparada del riesgo país y que al menos cinco operadores calcularon para Ambito que debía rondar los 1.500 puntos, sin embargo, los datos de Reuters mostraron apenas una suba de 2%, a 877 puntos básicos tras el cierre del mercado.
La situación generó confusión en la City y el dato consolidado del día explotó por la noche. Con 1.467 puntos básicos -según las cifras del JP Morgan a los que tuvo acceso Ambito-, el nivel es el mayor en más de 10 años, desde los 1.474 puntos que marcó el 18 de mayo de 2009.

Tasa.
Por su parte, el Banco Central decidió ayer elevar la tasa de Leliq más de 10 puntos porcentuales. La autoridad monetaria subastó Leliq a una tasa promedio del 74,035%. Operadores añadieron que el BCRA colocó ayer solamente $13.990 millones, frente aun vencimiento de 257.062 millones, con una tasa mínima adjudicada del 69,997% y una máxima del 75% a ocho días de plazo. En la segunda licitación, la tasa promedio fue de 74,903% para un monto adjudicado de $85.802 millones. La segunda colocación, a ocho días de plazo, anotó un rendimiento máximo del 75% y un mínimo del 72% anual.
La tasa de referencia diaria de las Leliq se ubicó a un nivel récord del 74,782%, mediante una absorción de 99.792 millones de pesos en dos licitaciones. La suba de tasas y la venta de reservas permitieron al BCRA ponerle un techo de $ 57 al dólar minorista. La entidad monetaria había fijado el viernes una tasa de referencia del 63,706%. (Ambito.com)

Caen las acciones y bonos
Las acciones argentinas se hundieron ayer hasta 59% en Wall Street, la bolsa porteña se desplomó un 37,9%, los bonos bajaron hasta 32%. Medido en dólares, el derrumbe en la plaza local fue de 48%, y se convirtió en el segundo mayor de la historia de los todos los mercados del mundo, solo fue superado por una caída del 61,7% en la bolsa Sri Lanka en 1989.
Los ADRs argentinos se derrumbaron hasta casi 58,9% en la bolsa de Nueva York. Los papeles de Loma Negra llegaron a caer más del 67%, aunque recortaron la caída a 56,1%. Además, Edenor se desplomó 58,9%; Supervielle, un 58,7%; Galicia, un 56,1%; mientras que Central Puerto y BBVA perdieron 55,9%. Otras empresas que sufrieron derrumbes significativos fueron Pampa Energía (53,8%); Banco Macro (-52,6%); Transportadora Gas del Sur (48,1%); e YPF (-34%). Mercado Libre fue la única que evitó los dos dígitos de caída: -9,6%.
Los bonos, por su parte, también sufrieron un duro castigo, especialmente los nominados en moneda extranjera, que bajaron hasta más de 30%. El Bonar 2024 lideró los descensos con un -32,5%. Le siguieron el Argentina 2025 (-29%); el Bonar 2037 (28,9%); Discount bajo ley argentina (-28%); el Bonar 2020 (-25,4%); el bono centenario (-24%). (Ambito.com)

Macri: “No me puedo hacer cargo”
Tras el duro golpe electoral que sufrió el domingo y en una jornada en la que el dólar se disparó hasta los 60 pesos, el presidente Mauricio Macri reunió a su gabinete en la tarde y luego brindó una conferencia de prensa en la que culpó por la devaluación a la victoria opositora en las PASO .
Macri lanzó que el «kirchnerismo no tiene credibilidad en el mundo» y que esa fuerza -y no el gobierno que él conduce- «debe hacer una autocrítica» por la suba del dólar y la caída de las acciones de las empresas argentinas. «Por lo que hicieron antes pasa lo que pasa hoy», se quejó el mandatario y dijo que «hoy estamos más pobres que antes de las PASO».
Junto a su candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto, Macri dijo que «para que la gente quiera venir a invertir debería haber una autocrítica el kirchnerismo». «Yo no manejo los mercados, los mercados son gente que decide invertir», se desligó y apenas dijo que buscará «ayudar en lo que pueda”. A pesar de la expectativa, no hizo ningún anuncio ante la devaluación y se limitó a decir que instruyó al «equipo económico» para que «estudie y prepare medidas».
«Es tremendo lo que puede pasar, no podemos volver al pasado, porque el mundo ve el fin de la Argentina», amenazó Macri al hablar sobre el probable triunfo del peronismo en octubre.
También habló sobre la euforia de los mercados del viernes, basada en una encuesta que daba un empate técnico en la elección y dijo que «a partir de este resultado electoral desfavorable al gobierno y favorable al kirchnerismo se da vuelta todo».
Sobre los resultados electorales adversos en las PASO, donde quedó a 15 puntos de Alberto Fernández en la competencia presidencial, Macri consideró que hubo un voto en contra de Juntos por el Cambio. Dijo que fue «por la una bronca acumulada de todo el proceso de estos tres años y medio producto de la herencia» del gobierno anterior.
A pesar de eso, aseguró que en octubre se va a «revertir esta mala elección» de las PASO y consideró que van a «llegar a la segunda vuelta» contra Fernández.

Sin cambios.
Macri descartó modificaciones en su elenco de gobierno, algo con lo que se había especulado desde el domingo a la noche tras su derrota en las PASO. «Esos cambios se hacen cuando uno pasa una elección y comienza un nuevo período y no faltando tan pocas semanas e improvisadamente», consideró el Presidente.

La autocrítica de Vidal.
La gobernadora María Eugenia Vidal, quien había estado en silencio durante el domingo tras la dura derrota por más de 17 puntos que le propinó Axel Kicillof en las PASO, afirmó que los resultados que arrojaron las urnas representan “un mensaje de los bonaerenses”, pero al mismo tiempo evitó hacer una autocrítica profunda y pidió “más horas para reflexionar».
Vestida de negro y notablemente cansada, la gobernadora intentó borrar los gestos de pesar que se vieron en el búnker de Costa Salguero. Buscó minimizar la derrota alegando que las cifras que arrojó ayer el escrutinio sólo midieron “una definición de candidaturas, no de candidatos”.
“Los que no nos eligieron ayer nos dieron un mensaje. Siempre digo que cuando uno gana una elección no la gana uno sino lo que representa y no es un cheque en blanco. Cuando se pierde sí las pierde uno y tiene que estar para escuchar ese mensaje, lo que dicen las urnas”, manifestó la gobernadora desde la Casa de la Provincia.
Una de las palabras que intentó instalar Vidal y repitió hasta el cansancio fue el verbo “escuchar”, el que usó en todas las conjugaciones posibles. “A los que no nos eligieron quiero decirles que vamos a seguir escuchando en este camino que nos queda por recorrer hasta octubre”, señaló una de las primeras veces en las que usó el latiguillo.
“Reconocer errores no es una debilidad, es una fortaleza. Los que gobernamos no somos infalibles, podemos equivocarnos”, agregó luego ante la posibilidad de que su sueño de la reelección haya quedado sepultado por Kicillof, candidato a gobernador del Frente de Todos que encabezan Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner a nivel nacional.
Vidal evitó hablar en términos de “transición”, al insistir en que los bonaerenses elegirán a “sus próximos gobernantes en octubre”, a pesar de que la diferencia de 17 puntos es para los analistas un resultado imposible de remontar en los próximos dos meses y medio.
También adelantó que habrá medidas “para acompañar a los bonaerenses” en medio de la nueva corrida cambiaria, que intentó atribuir a la victoria de Fernández. «Así como ayer los argentinos y los bonaerenses nos dieron un mensaje que tenemos que escuchar, también hoy el mundo nos dio un mensaje, que tiene que ver con la probabilidad más baja de que Cambiemos siga gobernando y más alta de que gobierne el Frente de Todos», dijo al hablar sobre la suba del dólar.
Sin referirse mucho a la derrota a nivel nacional, aclaró que no cree que el desdoblamiento de elecciones, un reclamo suyo que no fue respondido por al dirigencia de Cambiemos, hubiese cambiado la expresión de los bonaerenses en las urnas. Vidal negó “especulaciones” al respecto y evitó también responder si las elecciones a nivel nacional perjudicaron su performance en la provincia.
“No creo en las estrategias electorales en términos de que una fecha de elección o la definición. Llegaron a hablar de cómo se doblaba la boleta pero siento que el bonaerense se expresa en el cuarto oscuro”, puntualizó la gobernadora, quien dijo que “habló poco” con Macri en las últimas horas. (Pagina12.com)

Macri ganó en la Antártida
Mauricio Macri ganó por un margen aplastante en la Antártida Argentina, que está poblada íntegramente por personal militar. El presidente se impuso cómodamente con el 77,35 por ciento, tras acumular 123 votos. Alberto Fernández, que lo derrotó por 15 puntos a nivel nacional, quedó quinto: sacó 6 votos y quedó muy lejos, con el 3,77 por ciento. El segundo lugar fue para un militar: Juan José Gómez Centurión acumuló 11 votos y le ganó por uno a José Luis Espert. En el cuarto lugar, con 8 votos, quedó Roberto Lavagna.