Se entregó Julio De Vido y quedó preso en Ezeiza

TRAS EL DESAFUERO

El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido pasará la noche en el Hospital Central del Penal de Ezeiza, tras entregarse en los tribunales federales de Comodoro Py y quedar detenido luego de que la Cámara de Diputados aprobara su desafuero.
El ex funcionario quedó detenido por dos causas: una tiene que ver con irregularidades en las obras de remodelación de la mina de carbón de Río Turbio y la otra con sobreprecios en la importación de gas natural licuado (GNL).
El ex ministro abandonó ayer a la tarde los tribunales federales del barrio porteño de Retiro en medio de un gran operativo policial que incluyó una maniobra distractiva para que fotógrafos y camarógrafos no pudieran retratar el momento del traslado.
Mientras un grupo de agentes especiales del Servicio Penitenciario Federal simuló sacar a De Vido debajo de un cúmulo de escudos para evitar fotos y agresiones, el ex funcionario se subió a una camioneta que lo esperaba debajo de las escalinatas de Comodoro Py, con las ventanas tapadas con hojas blancas.

Tribunales.
De Vido se entregó en el juzgado a cargo de Luis Rodríguez, quien tiene la causa de Río Turbio (Santa Cruz), y allí fue también notificado de su procesamiento con prisión preventiva en la causa del GNL, que tiene el juez Claudio Bonadio.
El juez Rodríguez investiga el desvío de fondos destinados a modernizar obras en la mina de carbón de Río Turbio, un expediente en el que De Vido está acusado de ser responsable de un fraude contra el Estado de al menos 264 millones de pesos.
En el juzgado de Rodríguez, De Vido fue sometido a declaración indagatoria y, si bien no respondió preguntas, hizo un breve descargo en el que apuntó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y al presidente Mauricio Macri, por lo que consideró “el show” de su detención.
Acompañado por sus abogados, Gabriel Palmeiro y Maximiliano Rusconi, De Vido se remitió al descargo escrito que ellos habían presentado el lunes pasado en el que habían pedido su sobreseimiento y habían manifestado que el objetivo de la causa era “político” y se trataba de “desprestigiar” su gestión.
Fuentes judiciales sostuvieron que De Vido le dijo al juez que todos sabían que él no estaba en su casa y que, sin embargo, la Gendarmería debió montaron un operativo para alimentar el “escarnio” en su contra, por orden de Bullrich, a pedido del Macri.
En la causa de Río Turbio se produjo el primer pedido de desafuero y detención contra De Vido, que había sido motorizado por el fiscal Carlos Stornelli a principios de julio pasado.

Detención.
Aunque aún no se sabe en que penal quedará recluido (podía ser Ezeiza o Marcos Paz), fuentes del caso aclararon que anoche De Vido comenzarán los exámenes médicos y recordaron que el ex funcionario manifestó ser insulinodependiente.
De Vido se entregó a las 15.10 en los tribunales federales del barrio porteño de Retiro, hasta donde llegó acompañado de Rusconi.
Al entrar en el edificio de Comodoro Py por una de las calles laterales, Letonia, y ante la presencia de los periodistas acreditados, soltó su única declaración, sin dejar de caminar: “Mándenle champagne a la doctora Carrió”.
El acto de detención de De Vido se concretó recién cuando llegó al cuarto piso de los tribunales, luego de entregarse en el juzgado federal 9, donde se tramita la causa conocida como Río Turbio.
El juez federal Claudio Bonadio, por su parte, envió tres funcionarios judiciales al juzgado de su colega Rodríguez para que notificaran a De Vido de su procesamiento con prisión preventiva en la causa en la que se investigan sobreprecios en la importación GNL.

Oficina Anticorrupción.
Cabe destacar que la Oficina Anticorrupción (OA) es querellante en siete causas por presuntos hechos de corrupción contra el ex ministro de Planificación Julio De Vido, aunque el organismo que conduce Laura Alonso monitorea una veintena de procesos en los que el diputado está involucrado.
Según detallaron desde la OA, las causas promovidas por el organismo son: La tragedia de Once (2016), Ruta del dinero K-Lázaro Báez (2016), Lafsa (2008), Jaime-Vázquez (2014)
Cerro Dragón (2015), Programa NAC (2016) y Grupo Austral (2017). (Télam)