Inicio El Pais "Se habló como una medida del campo, como algo global, pero no...

«Se habló como una medida del campo, como algo global, pero no fue»

El ministro de Agricultura, Luis Basterra, afirmó esta mañana que la Mesa de Enlace «nunca estuvo proclive a dialogar» sobre el conflicto que se desató en torno a la suspensión por dos meses de exportaciones de maíz.

El funcionario nacional sostuvo que «el análisis amerita hacer una primera escisión sobre con quién uno dialoga y con quién llega a los acuerdos. La Mesa de Enlace en ningún momento estuvo proclive al diálogo. Y ni siquiera tuvo consenso interno para definir una medida (de fuerza)».

En esa línea, el integrante del Gabinete destacó que la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro) decidió no participar del paro que impulsaron la Sociedad Rural (SRA), la Federación Agraria (FAA) y Confederaciones Rurales (CRA).

«Coninagro, representante gremial de los intereses del nucleamiento cooperativo más importante de la Argentina, no adhirió al paro. Se habló como una medida del campo , como algo global, pero no fue», manifestó Basterra en declaraciones radiales.

Transportistas aseguran que el cese no se siente.

El vicepresidente de la Federación de Transportadores Argentinos, Pablo Agolanti, aseguró ayer que «no se siente» el cese de comercialización convocado por la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Federación Agraria Argentina (FAA), porque «la cantidad de camiones que llevan los granos a los puertos es la misma de siempre».

«Lo que se está viendo por los arribos de los camiones a puertos es que la situación es normal para la fecha en la que estamos. Este lunes ingresaron más de 3.000 camiones y se descargaron. Y hoy (por ayer), por los turnos tomados, más de 3.600 camiones están llegando a puerto sin ningún tipo de problema», indicó Agolanti.

Aseguró que «no hay ningún tipo de impacto del cese declarado por la Mesa de Enlace en la comercialización», e incluso puntualizó que «aún con lo que llovió en gran parte del país, que dificulta la carga, así y todo ayer llegaron más de 3.000 camiones a puerto».

«Y no lo decimos nosotros, esos números son públicos, forman parte del STOP, que es el Sistema de Turnos Obligatorios para la carga en Puertos», subrayó Agolanti y añadió «si nos solicitan el servicio, lo prestamos. No dejaron de solicitarlo y estamos trabajando como siempre».

Información pública.

Destacó que «la información del STOP es pública», y añadió que «se pueden conocer todos los datos de la carga, como el porte y el productor agropecuario, entre otros».

De acuerdo con el dirigente empresario, los registros muestran para este miércoles que «hay turnos activados para descarga en los puertos de alrededor de 9.000 camiones».

«Nosotros como federación de transporte a nivel nacional, que estamos presentes en todas las provincias cerealeras del país, si nos solicitan el servicio, lo prestamos. No dejaron de solicitarlo, y estamos trabajando como siempre», remarcó el dirigente gremial empresario.

Recordó que «el año pasado, cuando la Mesa de Enlace dictó un cese de comercialización, tampoco se notó la merma de camiones en la llegada a los puertos», e insistió con que «ayer y hoy (por el lunes y el martes) el transporte de granos es normal».

«En algunos lugares se ven personas con sus camionetas sacándose fotos, pero no más que eso», indicó Agolanti, sobre las manifestaciones de los que protestan en distintos puntos del país.

Negociación.

En otro orden, el dirigente indicó que la Federación le pidió al Gobierno «que se conforme una mesa de negociación participativa para negociar nuevamente los fletes con la Mesa de la Enlace».

Explicó que «los valores quedaron desfasados por el aumento de los combustibles», y subrayó que «siempre tenemos problemas con los grandes productores y las multinacionales, porque pagan un 30% o 40% menos de lo que cuesta el flete».

Agolanti dijo a Télam que más allá de la medida de fuerza «hay productores, acopios y cooperativas que quieren vender sus granos».

«De la mano de la suba de los precios internacionales, y de la inminencia de la próxima cosecha, se reactivó muy fuerte la venta de granos», agregó.

«Realmente, -continuó Agolanti-, llamó la atención el alto número de pedido de camiones para esta época del año, porque incluso se asemeja a volúmenes de cosecha».

El transportista explicó que los productores «no pueden demorar las entregas, porque tienen contratos que cumplir o necesitan el dinero».

La gente de campo «estuvo casi dos meses sin vender sus granos y ahora que están empezando lanzan esta medida, que no está teniendo impacto, como se ve en los camiones llegan a puerto”, dijo Agolanti. Cuestionó, por otra parte, la “distorsión” en las tarifas de fletes: “Aún con los precios más altos de los commodities en los últimos seis años, los grandes productores agropecuarios hacen descuentos monstruosos y les pagan a los transportistas un 30 o 40% menos de lo que es la tarifa». (NA/Télam)