Inicio El Pais "Se robaron unos cuantos dólares"

«Se robaron unos cuantos dólares»

MINISTRO KULFAS DEFENDIO SUSPENSION DE EXPORTACIONES VACUNAS

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que el gobierno tiene pruebas de que algunos exportadores de carne le «robaron al país unos cuantos dólares», al no declarar grandes ventas al exterior, y volvió a defender la suspensión de exportaciones por 30 días, que provocó un cese de comercialización decretado por la Mesa de Enlace.
Ayer se cumplió el cuarto día del lock out, que incluye un cese de comercialización de hacienda hasta el viernes 28. Según los ruralistas, el acatamiento «es total por parte de los productores, sin ingreso de ganado al Mercado de Liniers».
«Hay elementos contundentes de que algunos exportadores le robaron al país unos cuantos dólares. Lo queremos ordenar ya: en cuanto termine de detectarse, los organismos correspondientes actuarán con todas las de la ley», advirtió Kulfas. En declaraciones radiales, añadió que el gobierno pretende «ordenar el funcionamiento del sector exportador y compatibilizar el mercado interno y el externo» y reveló que encontraron «muchas irregularidades, como procesos de subfacturación de exportaciones. Durante el primer trimestre de este año el volumen de exportaciones aumentó un 22%, pero en dólares ingresó la misma cantidad que el año pasado, en un contexto donde los precios fueron hacia arriba», alertó.

Mercado interno.
La fuerte suba de precios en el mercado interno fue otro motivo clave para la medida. «No puede pasarnos que el asado trepe a niveles que duplican el índice de inflación: existe una fuerte especulación que tiene que está relacionada con el mercado externo», explicó el ministro. El viernes, Kulfas y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, recibieron a miembros del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) en una reunión destinada a buscar consensos para resolver el conflicto. Los funcionarios reclamaron un mayor volumen y mejor distribución para el programa de cortes populares.
Kulfas reconoce que «Argentina necesita exportar más, porque si prioriza fuertemente el mercado interno y descuida el mercado internacional lo que termina ocurriendo es que nos quedamos sin dólares». Sin embargo, «debemos compatibilizar mercado interno y externo. Creemos que es compatible, pero para hacerlo viable se requieren políticas específicas, porque naturalmente no va a ocurrir», sentenció.

Incertidumbre.
Mientras tanto, la suspensión de exportaciones «genera incertidumbre» entre los consignatarios de hacienda y «perjudica a Argentina», advierten algunos referentes del sector. Eduardo Lanús, de la Cconsignataria Lartirigoyen & Oromí, consideró que «estas medidas provocaron gran incertidumbre en el mercado ganadero. Por un lado hubo un aumento desproporcionado en el Mercado de Liniers, porque los operadores tienen compromisos y sabían que se venía un paro agropecuario. Y por otro lado no se hacen operaciones de invernada, porque nadie sabe qué ocurrirá con el precio del ternero cuando termine las restricciones».
Añadió que «es de esperar que baje el precio de la vaca de conserva, sin mejorar para nada la mesa de los argentinos, porque esa carne magra de vaca vieja se exporta a China, no se come en nuestro país», y calculó que eso «perjudicará al criador que debe sacar animales de esa categoría al empezar el invierno para evitar que se mueran».
Con ese pronóstico coincidió Mónica Ortolani, de la consultora Tónica Online y docente de la Asociación Agroeducación. «Una nueva carga para los ganaderos que encontraban en China un mercado para sus vacas gordas o de descarte, que no compiten con el mercado local» dijo, y opinó que la «onda expansiva alcanza hasta los frigoríficos, que ya anunciaron suspensiones o cierres temporales y martilleros que no pueden realizar remates, y afecta la cadena de pagos de transportistas, expendio de combustibles y nuevas incorporaciones programadas». (NA)